Champú solo o con antibiótico: el mejor tratamiento para la blefaritis crónica

champu-antibiotico-tratmiento-blefaritis-cronica-mes-xxiv
Comparte

El término blefaritis se refiere a la inflamación de los párpados y sus anexos que incluyen la piel, las pestañas y las glándulas sebáceas (las cuales se encuentran en la piel de todo el cuerpo y se encargan de producir la grasa para mantenerla suave y lisa). La mayoría de los casos son procesos crónicos con agudizaciones intermitentes, generalmente bilaterales (ver más: Blefaritis).

Desencadenantes de la blefaritis

Entre los factores que aumentan el riesgo de que una persona sufra blefaritis están la dermatitis, el acné y algunas alergias e infecciones. El cuadro clínico está típicamente compuesto por resequedad, ardor y picazón en los ojos, caída de las pestañas, hinchazón y enrojecimiento del borde del párpado e irritación de la conjuntiva (una fina membrana transparente que recubre la cara interna palpebral).

Tratamiento de la blefaritis

El tratamiento, por su parte, comienza con la higiene de los párpados (limpieza y remoción de las secreciones y costras e hidratación con productos especiales como champús) y la lubricación permanente con lágrimas artificiales. La aplicación local de antibióticos o de antiinflamatorios conocidos como corticoides también puede ser necesaria en casos severos. Sin embargo, el manejo de la blefaritis crónica sigue siendo controversial por lo que investigadores en Latinoamérica y Europa realizaron un estudio para comparar la eficacia de tres combinaciones de tratamientos para esta condición.

En la investigación participaron 45 pacientes con diagnóstico de blefaritis crónica: 33% hombres y 67% mujeres con una edad promedio de 40,5 años. Los participantes fueron divididos en tres grupos: el primero recibió higiene palpebral con champú neutro tres veces al día, el segundo higiene palpebral con champú neutro y gel tópico de metronidazol al 0,75% dos veces al día y el tercero higiene palpebral con champú neutro y pomada de neomicina al 3,5% y polimixina al 10% con dexametasona al 0,5% tres veces al día (todos los medicamentos nombrados arriba son antibióticos). Los síntomas y signos fueron valorados mediante la asignación de una puntuación entre 0 (sin síntomas ni signos) y 3 (síntomas o signos severos).

En los tres grupos se observó un alivio significativo tanto de los síntomas como de los signos de la blefaritis. Pero mientras que el primer y el segundo grupo presentaron mejoría en todas las variables analizadas, el tercer grupo no presentó mejoría ni en la resequedad y la picazón del ojo, ni en la caída de las pestañas ni en el enrojecimiento del borde del párpado.

Los investigadores concluyeron
que la higiene palpebral con champú neutro y el uso combinado de champú neutro con gel tópico de metronidazol son mejores que la higiene palpebral con champú neutro y pomada de neomicina y polimixina con dexametasona para el tratamiento de la blefaritis crónica, una patología con una altísima prevalencia, cronicidad y resistencia al tratamiento, lo que la hace un problema de salud pública.

Véase también:

Referencias bibliográficas

  1. Arrúa M, Samudio M, Fariña N, Cibils D, Laspina F1, Sanabria R, Carpinelli L, Mino de Kaspar H. Comparative study of the efficacy of different treatment options in patients with chronic blepharitis. Arch Soc Esp Oftalmol. 2015 Mar;90(3):112-8.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 11 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.