Dificultad para respirar/disnea

Comparte

Es la sensación de respirar con dificultad y no lograr llenar de aire los pulmones. Ocasionalmente, cualquier persona puede tener episodios breves de disnea sin que éstos impliquen la presencia de una enfermedad, por ejemplo después de realizar ejercicios extenuantes, pero cuando ocurre en reposo y de manera súbita, se considera un síntoma común de diversas enfermedades respiratorias. Es importante acudir al médico de inmediato cuando la disnea, además de presentarse en forma súbita o al estar acostado, es severa y se acompaña de dolor en el pecho, silbidos al respirar, hinchazón en las piernas, tos o fiebre alta.

Causas

Las causas más importantes de disnea comprenden:

  • Infecciones respiratorias (bronquitis, bronquiolitis, neumonía).
  • Asma
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Enfisema pulmonar.
  • Obstrucción de la circulación en los pulmones (embolismo pulmonar).
  • Otras enfermedades de los pulmones como el edema pulmonar (es decir que los pulmones se llenan de líquido), la fibrosis o la hipertensión pulmonares.
  • Cáncer de pulmón.


Además, la disnea es un síntoma frecuente en algunas enfermedades del corazón, como la pericarditis (inflamación de los tejidos que rodean al corazón), los ataques cardiacos o la falla cardiaca y otras condiciones médicas como la anemia severa, las reacciones alérgicas graves (anafilaxia), los ataques de pánico y la fractura de las costillas, entre otras.

Tratamiento

Con el propósito de aliviar la dificultad para respirar suele ser necesario administrar oxígeno mediante una mascarilla o una cánula, y permanecer en reposo en posición semisentado (pues ello ayuda a que el aire llegue a los pulmones). 


Con frecuencia es necesario, además el tratamiento con ciertos medicamentos que ayudan a dilatar las vías respiratorias (broncodilatadores) y disminuir la inflamación (corticosteroides, modificadores de leucotrienos), tales como: bromuro de ipratropio, salbutamol, N-acetilcisteína, beclometasona o montelukast.


Cuando la disnea es ocasionada por infecciones respiratorias, es necesaria la terapia con antibióticos como cefalexina, ciprofloxacina o ampicilina, entre otros.

Consulte con su médico.

Fuentes

  1. Mayo Clinic. Shortness of breath. http://www.mayoclinic.com/health/shortness-of-breath/MY00119
  2. National Heart, Lung and Blood Institute – National Asthma Education and Prevention Programm. Expert Panel Report (EPR-3): Guidelines for the diagnosis and management of asthma-summary report 2007. J Allergy Clin Immunol 2007; 120 (Suppl 5): S94-138.
  3. Balkissoon R. Asthma overview. Prim Care Clin Office Pract 2008; 35: 41-60.
  4. Moran GJ, Talan DA, Abrahamian FM. Diagnosis and management of pneumonia in the emergency department. Infect Dis Clin N Am 2008; 22: 53-72.
  5. Lutfiyya MN, Henley E, Chang LF. Diagnosis and treatment of community-acquired pneumonia. Am Fam Physician 2006; 73: 442-50.
  6. Stephens MB, Yew KS. Diagnosis of chronic obstructive pulmonary disease. Am Fam Physician 2008; 78: 87-92.
  7. Cooper CB, Dransfield M. Primary care of the patient with chronic obstructive pulmonary disease-Part 4: understanding the clinical manifestations of a progressive disease. Am J Med 2008; 121: (Suppl 7A): S33-45.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.