El cuidado de los lentes de contacto: tema clave para evitar la conjuntivitis

el-cuidado-de-los-lentes-de-contacto--tema-clave-para-evitar-la-conjuntivitis
Comparte

Los ojos, aunque se encuentran expuestos al ambiente, se encuentran protegidos por las defensas (el sistema inmune) del cuerpo y por algunas barreras físicas como los párpados y las pestañas. No obstante, en algunas ocasiones estos sistemas de defensa son superados por microorganismos como virus o bacterias, y se presenta una inflamación de la conjuntiva.

¿Cómo reconocer la conjuntivitis?

La conjuntiva es una membrana transparente que recubre la parte interna de los parpados y el globo ocular. Cuando se inflama se produce irritación, sensación de ardor, prurito (rasquiña) e incluso, enrojecimiento del ojo. Todo este conjunto de síntomas se denomina conjuntivitis.

¿Los lentes de contacto producen conjuntivitis?

Aunque esta condición se presenta de forma ocasional en personas sanas, estudios recientes han comenzado a investigar si el uso de lentes de contacto está asociado a un mayor riesgo de desarrollar conjuntivitis, pues se ha visto que personas que han usado lentes por largos años, presentan síntomas que sugieren conjuntivitis.

Por ejemplo, en un estudio publicado en la revista “Contact Lens and Anterior Eye” en el 2011, se encuestaron 645 personas que usaban lentes de contacto y se encontró que la mayoría no cumplía con los hábitos básicos de higiene que deben seguirse con el uso de estos lentes.

Los resultados del estudio, liderado por el doctor Hickson-Curran, mostraron que el 72% de las personas usaban agua de la llave para lavar los lentes y que el promedio de limpieza fue de 2 a 3 veces por semana. La investigación también evidenció que algunas personas no se lavaban las manos para cambiarse los lentes, y que el 33% de las personas que respondieron sólo les hacía aseo una vez al mes.

¿Cómo evitar la conjuntivitis si se usan lentes de contacto?

Hay que entender que los lentes de contacto son de por sí un cuerpo extraño en el ojo. Si se siguen dichos comportamientos -la falta de higiene adecuado-, puede llegar aumentar el riesgo de desarrollar conjuntivitis por el uso de lentes de contacto.  En ese sentido, se ha visto que las personas que tienen buenos hábitos de higiene de los lentes, reducen el riesgo de infección y los síntomas molestos.

Pero la conjuntivitis más comúnmente asociada al uso de lentes de contacto, es en realidad causada por una reacción alérgica que se desarrolla en algunas personas por el uso prolongado. Esta condición se conoce como conjuntivitis papilar gigante. El manejo se hace con medicamentos antialérgicos externos y con el descanso de los lentes por algunas semanas. En casos leves las personas se recuperan normalmente con este tratamiento, pero en casos severos puede que la persona deba dejar de utilizar los lentes y empezar a usar gafas permanentemente.

En caso de presentar síntomas de conjuntivitis, se recomienda consultar a un oftalmólogo para ver si se trata de una reacción alérgica o de una infección (viral o bacteriana), pues de esta forma se podrá establecer el manejo más adecuado, que en ocasiones requiere el uso de antibióticos. Se debe evitar también la automedicación y cambiar los lentes de contacto, en tanto que pueden estar contaminados.
 
Lo más importante que se debe recordar es que la conjuntivitis infecciosa es una complicación que se desarrolla es por el mal uso de los lentes de contacto. Por ello, siempre es importante seguir las normas básicas de higiene.

Véase también:

Bibliografía:

  1. Hickson-Curran, Sheila, Robin L. Chalmers, and Colleen Riley. "Patient attitudes and behavior regarding hygiene and replacement of soft contact lenses and storage cases." Contact Lens and Anterior Eye. 2011; 34(5): 207-215.
  2. Wu, Yvonne, Nicole Carnt, and Fiona Stapleton. "Contact lens user profile, attitudes and level of compliance to lens care." Contact Lens and Anterior Eye. 2010; 33(4): 183-188.

Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Mayo 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.