Ojo a la conjuntivitis

ojo-a-la-conjuntivitis
Comparte

Debemos estar muy atentos a cambios en los ojos de los niños, especialmente en las edades preescolares ya que en esta etapa en la cual se empieza a descubrir el mundo, la exposición a gérmenes y microorganismos presentes en el ambiente y en las superficies es muy alta.
Una de las alteraciones oculares más frecuentes en esta edad es
la conjuntivitis, que se manifiesta como una inflamación de los parpados y enrojecimiento de la conjuntiva (parte más externa y visible de los ojos), también puede presentarse irritación y secreción de color amarillo o verdoso por uno o ambos ojos, especialmente si el agente infeccioso es de tipo bacteriano, en cuyo caso la infección es altamente contagiosa.

Usualmente cuando se infecta un ojo, se infectara el otro de forma rápida, por esto este tipo de  infecciones debe ser rápidamente detectada y correctamente tratada, según los síntomas que afecten al paciente y el tipo de germen causante. Ante cualquier alteración en los ojos es importante acudir a un servicio de urgencias y no aplicar algún tipo de colirio o ungüento oftálmico hasta no ser evaluado por un especialista.

En este sentido, Lorena López, del Hospital Virgen Macarena en Sevilla (España), comentó en una revisión sobre el diagnóstico por laboratorio de las conjuntivitis, que para realizar tratamiento es necesario saber cuál es el agente infectante, porque los síntomas suelen ser compartidos por diversos microorganismos causantes; además, los ojos son muy vulnerables a una inflamación, que puede conllevar a pérdida de la visión temporal o, peor aún, de forma permanente.

Es importante tener en cuenta que para prevenir este tipo de infecciones se debe ser riguroso con el lavado de manos de los niños y evitar que se froten objetos como juguetes o material didáctico, por lo ojos.

La conjuntivitis también podría tener un origen alérgico, en estos casos es muy importante prestar mucha atención a  los agentes que podrían desencadenar  la alergia, como el polen o el polvo presentes en los lugares que frecuenta el niño. Medidas como retirar el polvo con frecuencia ayudara a eliminar el riesgo, recuerde que el mejor tratamiento  para las alergias es eliminar el contacto con los posibles desencadenantes.

Véase también:



Fuentes

  1. Martínez R, Acera A, Soria J, González N, Suárez T.  Allergic mediators in tear from children with seasonal and perennial allergic conjunctivitisArch Soc Esp Oftalmol. 2011 Jun;86(6):187-92. Epub 2011 Apr 17.  
    2. López-L, et al. EnfermInfeccMicrobiolClin2009; 27(9):531–535.
    3. The Cleveland Clinic Foundation, Diseases & Conditions
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.