¡Ojo a las alergias oculares!

-ojo-a-las-alergias-oculares!
Comparte

La alergia ocular es una condición clínica muy frecuente y su incidencia ha aumentado en los países industrializados debido a la alta contaminación y mal manejo de desechos tóxicos, estudios revelan que la prevalencia se encuentra en un 20 a 25 %, existiendo un predominio en las zonas urbanas frente a las rurales; mientras que en los países subdesarrollados la prevalencia es menor.

Datos de Interés

La alergia ocular es una condición clínica muy frecuente y su incidencia ha aumentado en los países industrializados debido a la alta contaminación y mal manejo de desechos tóxicos, estudios revelan que la prevalencia se encuentra en un 20 a 25 %, existiendo un predominio en las zonas urbanas frente a las rurales; mientras que en los países subdesarrollados la prevalencia es menor.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la cuarta parte de la población en general sufre alergias oculares, las cuales afectan especialmente a las nuevas generaciones, ya que 4 de cada 10 personas menores de 30 años sufre de este tipo de alergia.

Atención con los pequeños

Existen diferencias entre los distintos tipos de alergia ocular, así como en la edad en la cual aparecen, y aunque en la mayoría de los casos se trata de formas leves, éstas pueden interferir en la calidad de vida de los pequeños y alterar el ritmo de sus actividades diarias, por esto debemos prestar especial atención si los niños se queja de intolerancia a la luz, tienen uno o los dos ojos enrojecidos,  presentan secreción y además se rascan la nariz con frecuencia.  

La alergia ocular también puede manifestarse con visión borrosa, sequedad, ojos rojos y lagrimeo e igualmente se puede presentar goteo nasal, dificultad para respirar, estornudos, picazón en la nariz, la boca o la garganta y dolor de cabeza; estos síntomas generan irritación y cansancio que pueden afectar la concentración del pequeño.

Los especialistas prevén que cada año las personas que ya han sufrido de alergia ocular están más propensas a nuevos episodios debido al cambio climático y la contaminación que estimulan a los agentes desencadenantes, especialmente el polen.

La manera más afectiva de prevenir los síntomas de las alergias oculares  consiste en evitar, en lo posible, el contacto con los alérgenos que desencadenantes, y aunque es complejo el proceso de detección de los estos, el observar con atención si existen algunos cambios ya sea en los espacios donde permanecen los niños, o en las actividades cotidianas que realizan, pueden ayudar a determinar presencia de nuevos alérgenos.

Algunas medidas sencillas como lavar las manos con agua y jabón varias veces durante el día, y tratar de permanecer en espacios protegidos pueden ayudar a la prevención de recaídas y complicaciones.

Cuando se presente la alergia lo más recomendable es acudir  al oftalmólogo y al alergólogo para buscar alivio y tratar de identificar el agente que la está provocando, para de esa manera formular el tratamiento y adoptar las medidas pertinentes.

Usualmente el  procedimiento consiste en el empleo de colirios, de acuerdo al grado de intensidad de la alergia, que alivian los síntomas y siempre deben ser formulados por un especialista.

Nuevas Alternativas

Algunos estudios actuales revelan una alternativa complementaria de manejo para los pacientes alérgicos que consiste en la administración de medicamentos homeopáticos biorreguladores que buscan estabilizar el sistema inmunitario, a través de la regulación de la respuesta inflamatoria. En Marzo de 2010 la Dra. Angela Carrasco, inmunóloga del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y vicepresidenta de la Asociación para el Estudio de la Medicina Biorreguladora (Asembior), expreso que “Los medicamentos biorreguladores se pueden administrar con cualquiera de los medicamentos convencionales, incluso a niños y a mujeres embarazadas sin efectos secundarios”. Y añade que “En los niños las reacciones alérgicas también se manifiestan en trastornos del sueño, dificultades de concentración en el colegio, con ojos y nariz hinchados”.

Los científicos han avanzado en términos de prevención y tratamiento de las alergias pero lo que resulta difícil es establecer el número exacto de personas afectadas debido a que las pruebas cutáneas frente a distintos alérgenos ambientales comunes como los ácaros del polvo, el epitelio de animales domésticos como el perro o el gato o el polen pueden ser positivas en personas que no manifiestan síntomas alérgicos.

Aunque las terapias alternativas son una opción presentada por algunos estudios sobre el tema, actualmente la medicina homeopática aun continua con cuestionamientos.

Véase también:

Fuentes consultadas:

  1. Actualización en alergia ocular, Tomo II, JOAN BARTRA TOMÀS, ELENA ARRONDO MURILLO. Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. ISBN: 84-7429-164-X
  2. http://www.seaic.org/pacientes/conozca-su-enfermedad/enfermedades-alergicas-oculares  Noticiasmedicas.es

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.