Vacunación para prevenir la neumonía

vacunacion-para-prevenir-la-neumonia
Comparte

Las vacunas contra el neumococo son de dos tipos: la vacuna polisacárida polivalente que se utiliza en niños mayores y adultos, y la vacuna conjugada, utilizada para la inmunización de niños pequeños. Conozca aquí cómo funcionan.
Esta realidad contrasta con  la escasa atención que recibe la enfermedad por parte de los medios e incluso por parte de las autoridades de salud.

Prevención de la Neumonía

La neumonía puede presentarse por causas diversas, sin embargo, lo más común es que sea provocada por infecciones con Streptococcus pneumoniae (neumococo) y Haemophilus influenzae; patógenos contra los cuales en la actualidad se cuentan con vacunas de probada efectividad. También, la Organización Mundial de la Salud ha identificado varios factores de riesgo que pueden ser modificados y controlados para reducir el impacto de esta enfermedad. Factores como la desnutrición, el remplazo de la leche materna antes de los 4 meses de edad, la polución del aire y, en especial, en los espacios en que habitan los niños (humo de leña, parientes fumadores); pueden ser abordados por las autoridades de salud para reducir los casos de neumonía.

En este sentido la Organización Mundial de la Salud, en asocio con la UNICEF, a puesto en marcha, partir de 2009, el programa GAPP para la prevención y control de la neumonía, que se calcula podría reducir el impacto de la enfermedad por lo menos en un tercio. Este programa se desarrolla en tres frentes:

  • Tratamiento: Busca asegurar la disponibilidad de los antibióticos y las terapias respiratorias necesarias para el tratamiento de la enfermedad.
  • Protección: En la que se busca mitigar los factores de riesgo promoviendo buenas prácticas de manejo ambiental, promover la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y enseñar hábitos de higiene, como el lavado de las manos, a través de las escuelas y los centros de salud
  • Prevención: Intenta llegar a una vacunación universal y oportuna de los niños, especialmente contra el neumococo y la influenza.

Vacunación contra neumococo

El neumococo es la principal causa de neumonía y además es responsable de muchos casos de otitis media, meningitis bacteriana e incluso septicemia. Solo en América Latina, cada hora mueren 2 niños a causa de infecciones por neumococo y de estas muertes, cerca del 50% podrían haber sido evitadas siguiendo un adecuado esquema de vacunación. Las vacunas contra el neumococo son de dos tipos: la vacuna polisacárida polivalente que se utiliza en niños mayores y adultos, y la vacuna conjugada, utilizada para la inmunización de niños pequeños.

Vacuna polisacárida polivalente:

La primera vacuna de este tipo fue aprobada en 1977 y era efectiva contra 14 de los 90 serotipos de neumococo conocidos. En la actualidad, esta vacuna es efectiva contra las 23 cepas más comunes de la bacteria, que son responsables entre el 85% y 90% de los casos de enfermedad neumocócica.

Esta vacuna conocida como 23 valente, debe ser aplicada a todas las personas mayores de 65 años y a los individuos mayores de 2 años que tengan enfermedades que comprometan su sistema inmune como el Sida y el cáncer. También es recomendada en personas con diabetes y enfermedades crónicas pulmonares, cardiovasculares, hepáticas y renales.

Vacuna conjugada:

Al no ser efectiva la vacuna polisacárida en niños pequeños, en Estados Unidos, en el año 2000, se aprobó la primera vacuna conjugada que era efectiva contra las 7 cepas más comunes de neumococos, que se calculaba alcanzaba un 93% de protección frente a las enfermedades neumocócicas. Sin embargo los datos de países tropicales mostraban que esa eficacia no era tan alta como se esperaba, pues en casos de países como Colombia, dos de las cepas más frecuentes de la bacteria no eran cubiertas por la vacuna; por tal razón, las autoridades de salud desestimaron su inclusión dentro de los planes obligatorios de vacunación infantil.

Actualmente, y en forma gradual, se hace extensivo el uso de la vacuna conjugada 13-valente, que ya incluye las cepas más frecuentes en países de América Latina y el África, con lo cual se ha alcanzado, a nivel global, una prevención cercana al 90%. Algunas Secretarías de Salud en Colombia, atendiendo el beneficio que representa esta vacuna para los niños y su mayor eficacia frente a versiones anteriores, han empezado a entregar dosis en forma gratuita, lo que se suma a los esfuerzos de las autoridades de salud por entregar, también sin costo, la vacuna polisacarida a adultos mayores.

La vacunación contra neumococo ha mostrado un beneficio adicional. Al tratarse de una enfermedad de fácil contagio, la inmunización de los niños también ha llevado a la reducción  de casos de neumonía en adultos y niños mayores, con lo cual se reducen efectivamente las tasas de meningitis y neumonía.

Vacuna contra influenza

Un segundo componente en la protección contra la neumonía es la vacunación contra Influenza. El virus de la Influenza, que muchas veces se manifiesta de forma similar al resfriado común, puede llegar a graves complicaciones como la neumonía o enfermedades pulmonares crónicas. Adicionalmente en virus de la Influenza cambia constantemente en el tiempo y ocasionalmente se generan tipos más agresivos y peligrosos, como el H1N1 conocido como gripe española, una de las pandemias más grandes de la humanidad, que se estima, produjo la muerte de entre 40 y 100 millones de personas, muchas más que las producidas por la peste negra, entre 1918 y 1920.

La vacuna contra la influenza se viene utilizando desde 1945. Cada año se actualiza de modo que incluya los tres tipos de virus, que se prevé, serán los más comunes en la siguiente temporada, de allí la importancia de vacunarse cada año contra esta enfermedad. La vacuna debe ser administrada especialmente a niños entre los 6 y 23 meses de edad, adultos mayores y en mujeres embarazadas.

Véase también:

Fuentes

  1. Rudan I, Boschi-Pinto C, Biloglav Z, Mulholland K, Campbell H. Epidemiology and etiology of childhood pneumonia. Bull World Health Organ. 2008; 86(5): 408-16.
  2. National Network for Immunization Information. Antineumocócica. http://www.immunizationinfo.org/es/vaccines/enfermedad-neumococica#historia-de-la-vacuna. Recuperado Agosto 23 de 2012.
  3. De la Hoz, F. Introducción en Colombia de una nueva vacuna conjugada contra Streptococcus pneumoniae En: INSTITUTO NACIONAL DE SALUD - Subdirección de Epidemiología y Laboratorio Nacional de Referencia. Informe Quincenal Epidemiológico Nacional. 2001; 6(7): 97-98.
  4. 4. National Network for Immunization Information. Influenza. http://www.immunizationinfo.org/es/vaccines/influenza-gripe. Recuperado Agosto 23 de 2012.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.