Dilatación venosa

Comparte

Las dilataciones de las venas pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, aunque la mayoría de las veces se localizan en las piernas (venas varicosas). Otras dilataciones venosas, relativamente comunes son las hemorroides, las várices esofágicas y el varicocele (en los hombres).

Causas

La dilatación de las venas se debe, por lo general, a condiciones que dificultan el retorno de la sangre al corazón, de modo que ésta tiende a acumularse y hace presión sobre las paredes de las venas. 

Algunos de los factores que favorecen la aparición de estas dilataciones son:

  • La herencia.
  • El embarazo.
  • La obesidad.
  • El uso prolongado de anticonceptivos orales.
  • Permanecer mucho tiempo de pie o sentado.
  • Usar ropa ajustada.
  • El calor excesivo.
  • La edad.
  • La falta de ejercicio.
  • En el caso de las várices esofágicas: ciertas enfermedades del hígado (como la cirrosis).

Manifestaciones

La dilatación de las venas es un proceso progresivo, de modo que al principio puede pasar desapercibido. Con el tiempo, las venas se vuelven tortuosas y gruesas y entonces pueden presentarse otros síntomas como: 

  • Dolor.
  • Sensación de peso.
  • Sangrado (especialmente en el caso de las várices del esófago).
  • Además, las venas varicosas en las piernas suelen acompañarse de sensación de pesadez o cansancio e hinchazón de los tobillos o los pies, rasquiña e incluso, úlceras en la piel.
  • El varicocele puede causar infertilidad.
  • Las hemorroides, a veces, se acompañan de dolor en el recto, tenesmo (sensación o necesidad de defecar), sangrado y prurito anal.

Tratamiento

En la actualidad están disponibles distintas opciones para eliminar o reducir las dilataciones de las venas, como el uso de medias compresivas, la cirugía, el láser o la denominada terapia esclerosante, entre otras.
Para el tratamiento de las hemorroides se recomiendan cremas o supositorios que contienen corticosteroides (como hidrocortisona) combinados con anestésicos (lidocaína).
Las dilataciones venosas también son tratadas con medicamentos naturales como la hesperidina y la ruscogenina.
Por otra parte, es posible evitar la aparición de venas varicosas en las piernas mediante medidas sencillas como: evitar el sobrepeso, practicar ejercicio con regularidad, no usar zapatos de tacón alto ni ropa demasiado ajustada y no permanecer mucho tiempo de pie o sentado.

Consulte con su médico.

Léase también

Fuentes

  1. Beckman JA. Diseases of the veins. Circulation 2002; 106: 2170-72.
  2. Bergan JJ, Schmid-Schönbein GW, Coleridge Smith PD, et al. Chronic venous disease. N Engl J Med 2006; 355: 488-98.
  3. Campbell . Varicose veins and their management. BMJ 2006; 333: 287-92.
  4. Yoshida H, Mamada Y, Taniai N, Tajiri T. New methods for the management of esophageal varices. World J Gastroenterol 2007; 13: 1641-5.
  5. Lee J, Bnsaleh S, Lo K, Jarvi K. Varicoceles: the diagnostic dilemma. J Androl 2008; 29: 143-6.
  6. Varicocele. PubMed Health. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0002263/
  7. Mayo Clinic. Varicocele. http://www.mayoclinic.com/health/Varicocele/DS00618
  8. Mayo Clinic. Varicose veins. http://www.mayoclinic.com/health/varicose-veins/DS00256
  9. Mayo Clinic. Hemorrhoids. http://www.mayoclinic.com/health/hemorrhoids/DS00096/DSECTION=treatments-and-drugs
  10. Mayo Clinic. Esophageal varices. http://www.mayoclinic.com/health/esophageal-varices/DS00820
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.