Estudio esclarece los predictores de la eclampsia

estudio-predictores-eclampsia-mes-xxiv
Comparte

La eclampsia es una complicación del embarazo en las pacientes diagnosticadas con pre-eclampsia (la pre-eclampsia es el hallazgo de presión arterial elevada y proteínas en la orina en mujeres con más de 20 semanas de embarazo) que consiste en la aparición de convulsiones. Puede presentarse desde la semana 20 de gestación hasta 14 días después del parto (ver más: Eclampsia).

Por lo general, la convulsión involucra todo el cuerpo, dura entre 60 y 75 segundos y es auto-limitada, lo que quiere decir que cesa sin necesidad de intervención alguna. Antes de la misma, la paciente puede manifestar hinchazón generalizada, dolor de cabeza, alteraciones de la vista (como visión doble, visión borrosa o ceguera), dolor abdominal y aumento de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y los reflejos músculo-tendinosos. El feto también se ve afectado y su frecuencia cardíaca puede disminuir de manera transitoria.

El diagnóstico de la eclampsia se establece con la historia clínica, el examen físico y pruebas de laboratorio como cuadro hemático, electrolitos, función renal, proteínas en la orina y, en ocasiones, una tomografía axial computarizada (TAC) o una resonancia magnética. Toda gestante que convulsione debe ser trasladada de inmediato al hospital donde se administrarán medicamentos para prevenir nuevos episodios y regular la presión arterial, pero el único tratamiento definitivo de la eclampsia es terminar el embarazo.

Teniendo en cuenta la gravedad de la eclampsia (a pesar de ser una condición rara), investigadores en California, Estados Unidos, realizaron un estudio durante los años 2005 a 2008 para esclarecer los predictores de la enfermedad. En la investigación participaron 143.093 mujeres embarazadas con pre-eclampsia o hipertensión gestacional (la hipertensión gestacional es el hallazgo de presión arterial elevada pero que, a diferencia de la pre-eclampsia, no cursa con proteínas en la orina).

De las 143.093 participantes, 1.719 desarrollaron eclampsia. El análisis de los datos determinó que los factores que incrementan el riesgo de eclampsia incluyen: raza negra, raza hispánica, edad de la madre menor o igual a 20 años, nuliparidad (nunca haber tenido un parto), haber asistido a menos de cinco controles prenatales y tener el parto antes de 32 semanas. Los factores que reducen el riesgo de eclampsia incluyen: edad de la madre mayor o igual a 35 años, hipertensión crónica, diabetes gestacional y haber asistido a la universidad.

Además de lo anterior, los autores del estudio concluyeron que los mecanismos a través de los cuales estos factores aumentan o disminuyen el riesgo de eclampsia varían considerablemente, por lo que se requieren estudios que los aclaren.

Véase también:

Referencias bibliográficas

Esakoff TF, Rad S, Burwick RM, Caughey AB. Predictors of eclampsia in California. J Matern Fetal Neonatal Med. 2015 Jul 29:1-5.


Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 12 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.