Estudios sobre el uso de probióticos en pacientes con dermatitis atópica

estudios-sobre-el-uso-de-probioticos-en-pacientes-con-dermatitis-atopica
Comparte

A medida que las condiciones de salud e higiene han mejorado, el contacto con diferentes agentes que pueden producir enfermedades se ha reducido en forma significativa y, aunque esto ha reportado grandes beneficios para la salud pública, también ha implicado un nuevo problema: cada vez el organismo está menos preparado para responder a las agresiones de agentes patógenos y alérgeno, lo que redunda en un aumento de la posibilidad de sufrir alergias como la dermatitis atópica, por ello se estudian nuevas opciones que logren disminuir los efectos de este tipo de alergias, un ejemplo de esto son los estudios realizados por expertos  para comprobar los efectos positivos del uso de  probióticos en pacientes que sufren dermatitis atópica.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son una serie de microrganismos vivos que producen algún beneficio para la salud humana, que se pueden adicionar tanto en la preparación como en la producción de alimentos. Los lactobacilos y las bifidobacterias son los usados con mayor frecuencia y por lo general se encuentran en productos lácteos. El término probióticos se utilizó por primera vez en 1965, para diferenciarlo de los antibióticos, ya que estos promueven el crecimiento de microrganismos específicos.
Es importante diferenciar los probióticos de los prebióticos. Los segundos son una serie de sustancias que se utilizan para nutrir y favorecer el crecimiento de organismos benéficos para la salud.

Probióticos y enfermedad alérgica

Se han adelantado numerosos estudios sobre los posibles beneficios de los probióticos en el manejo de las enfermedades alérgicas.

Diversos estudios adelantados en pacientes con enfermedades atópicas han demostrado resultados interesantes, por ejemplo un estudio adelantado con mujeres gestantes y niños hasta los 2 años de edad a quienes se administro alimentos con probióticos demostró una reducción en el índice SCORAD por sus siglas en ingles (Severity Scoring of Atopic Dermatitis) que mide el nivel de picazón o prurito de las personas con dermatitis atópica, en comparación con el grupo de que no recibió los probióticos.

Un estudio finlandés mostró que el uso de un probiótico mejoró la respuesta al tratamiento en niños que presentaban dermatitis atópica como reacción al consumo de leche de vaca; curiosamente, cuando se les administró cuatro probióticos diferentes, no hubo diferencia respecto a los que no recibieron ninguno.

El estudio publicado en la prestigiosa revista Arch Dis Child en su edición del 2005,  que incluyó a niños entre los 6 y 18 meses de edad, mostró que al recibir probióticos en la dieta se redujo la extensión y la severidad de la dermatitis atópica.

Los datos son muy interesantes y ofrecen una buena alternativa para complementar el tratamiento ordenado por los especialistas.

Véase también:


Bibliografía:

  1. Organización Mundial de Gastroenterología. Guías prácticas: Probióticos y Prebióticos. 2008. 22 pp.
    2. Weston S, Halbert A, Richmond P, Prescott SL.Effects of probioticsonatopic dermatitis: a randomisedcontrolled trial. ArchDisChild 2005;90:892–897.
    3. Morais MB, Jacob CM.The role of probiotics and prebiotics in pediatric practice.J Pediatr (Rio J). 2006;82(5 Suppl):S189-97.
    4. Arch Dis Child 2005;90:892-897 doi:10.1136/adc.2004.060673

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.