Factor de crecimiento epidérmico: un tratamiento prometedor para las quemaduras causadas por ácido

factor-de-crecimiento-epidermico--un-tratamiento-prometedor-para-las-quemaduras-causadas-por-acido
Comparte

En un estudio publicado recientemente por la revista International Wound Journal, se evidenció el papel que puede desempeñar el factor de crecimiento epidérmico, comparado con tratamientos más convencionales, en el caso de quemaduras causadas por ácido.

El factor de crecimiento epidérmico es una proteína que fue descubierta en 1962, que se produce normalmente en las glándulas salivares y el riñón, y que actúa en diferentes órganos y tejidos del cuerpo como las glándulas mamarias, el páncreas, el intestino delgado, entre otros, promoviendo, en los lugares específicos donde actúa, la proliferación controlada de las células y la secreción de fluidos (como saliva u orina).

¿En qué consiste la investigación?

En la investigación realizada en colaboración por el Centro Reconstructivo y de Quemaduras Joseph M. Still en Estados Unidos y la Universidad de Ege en Turquía, se compararon los medicamentos tradicionalmente (a base de magnesio y calcio) utilizados para tratar las quemaduras por ácido, con el factor de crecimiento epidérmico.

En el estudio se utilizaron 40 ratas que se dividieron en cinco grupos. Cada rata tenía una quemadura por ácidos de similares características. El primer grupo no recibió ningún tratamiento, el segundo recibió solución salina, el tercero sulfato de magnesio, el cuarto gluconato de calcio y el quinto factor de crecimiento epidérmico. A las ratas se les realizaron biopsias a las 4, 8, 24 y 72 horas para establecer la eficacia de cada uno de los medicamentos.

Los resultados mostraron que los animales tratados con sulfato de magnesio y con factor de crecimiento epidérmico, perdían menos líquidos que los tratados con los otros medicamentos. Se debe recordar que la pérdida de líquidos es una de las principales complicaciones de los pacientes quemados con ácido, que puede llegar a comprometer la vida y la adecuada recuperación.

Adicionalmente se encontró que las ratas que fueron tratadas con factor de crecimiento epidérmico tenían un área menor de la quemadura, menos edema (hinchazón), una mayor proliferación de nuevos vasos sanguíneos y de fibroblastos (células encargadas de la secreción de diferentes sustancias que son fundamentes para la regeneración de los tejidos).

¿Qué resultados arrojó la investigación?

El estudio concluye que el factor de crecimiento epidérmico resultó superior, limitando el daño tanto a nivel anatómico como celular, lo que significaría una mejora frente a los medicamentos convencionales utilizados para tratar las quemaduras causadas por ácido.

  • El factor de crecimiento epidérmico ya había demostrado sus beneficios en el tratamiento de quemaduras causadas por fuego, líquidos calientes y electricidad, disminuyendo el riesgo de infección y el tiempo de recuperación, tanto en quemaduras superficiales como en quemaduras profundas grado II, en adultos de todas las edades.
  • Esta nueva investigación aporta información relevante y nueva para el tratamiento de un tipo de quemaduras que son de muy difícil tratamiento y que tienen unas características muy especiales, como lo son las quemaduras causadas por ácido.
  • El factor de crecimiento epidérmico también ha demostrado ser de gran utilidad en pacientes con úlceras de la piel (por ejemplo por deficiencias en la circulación) y para el tratamiento de las lesiones causadas por radioterapia superficial.
  • El factor de crecimiento epidérmico está disponible en crema combinado con otros componentes de acción bacteriostática, es decir, que impiden el crecimiento de bacterias, y debe aplicarse siempre bajo prescripción médica. No se debe usar en neonatos, mujeres embarazadas y lactantes.

Véase también:

Bibliografía:

  1. Songur MK, Akdemir O, Lineaweaver WC, Cavusoglu T, Ozsarac M, et al. Comparision of skin effects of immediate treatment modalities in experimentally induced hydrofluoric acid skin burns. Int Wound J. 2014.
  2. Berlanga-Acosta J, Gavilondo.Cowley J, López-Saura P, Castro-Santana MD, López-Mola, et al. Epidermal growth factor in clinical practice – a review of its biological actions, clinical indications and safety implications. Int Wound J. 2009.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.