Factores de crecimiento epidermal y heridas

factores-de-crecimiento-epidermal-y-heridas
Comparte

Los factores de crecimiento son sustancias especializadas que actúan como mensajeros químicos capaces de enviar señales intercelulares que modulan la función celular, regulando el crecimiento, la diferenciación y el metabolismo de las células. Estos mensajes estimulan el crecimiento y la diferenciación celular, favoreciendo el adecuado funcionamiento de un determinado tipo de células.

Han sido ampliamente estudiados por la ciencia moderna, especialmente por los Doctores Stanley Cohen y Rita Levi-Montalcini quienes obtuvieron el premio nobel en medicina en 1986 por su extensa investigación a este respecto, demostrando desde el inicio de la investigación básica, tener un enorme valor en la práctica clínica, y su uso en diversos campos de la medicina.

Entre los factores de crecimiento más estudiados esta: el factor de crecimiento epidérmico (FCE), los factores transformadores del crecimiento-α y β, el factor de crecimiento derivado de plaquetas, las interleucinas 2 y 3, los factores de crecimiento insulinoide tipos I y la somatostatina, entre otros.

Factor de crecimiento epidérmico (F.C.E)

El factor de crecimiento epidérmico (F.C.E.) se destaca entre los más estudiados ya que tiene una gran importancia en la fisiología celular, estimulando a las células tanto en sus funciones metabólicas como de maduración y reparación

Como la piel tiene la capacidad de expresar una gran variedad de factores de crecimiento e importantes receptores para éstos
, presentes en la dermis, la epidermis y el pelo, su uso en el manejo de heridas ha sido ampliamente investigado y existen múltiples estudios que han demostrado que el F.C.E. estimula la maduración y crecimiento de las células epiteliales queratinizadas (células epiteliales muertas cuyo núcleo y citoplasma han sido reemplazado por queratina, sustancia que forma una capa fuerte) presentes en pieles maltratadas ya sea por cortaduras, quemaduras o trauma.

El estudio del efecto tópico del F.C.E. sobre la reparación tisular en casos de quemaduras, heridas y úlceras crónicas, constituye uno de los campos más atractivos de la investigación ya que los resultados son muy positivos y altamente efectivos.

Dentro de los numerosos trabajos en los cuales se demuestra la capacidad de regeneración del F.C.E. se destacan los realizados en Cuba por el grupo del Dr. Berlanga quienes utilizaron F.C.E. recombinante obtenido a partir de un hongo, encontrando que además de favorecer el crecimiento del tejido epitelial,  estimulan la formación de vasos sanguíneos necesarios para la formación del tejido de granulación.

Este mismo grupo realizó otro estudio en modelos experimentales de lesiones no graves, en donde sólo se afectaba el estrato suprabasal epidérmico; observando que se produce una sobreexposición transitoria del receptor del FCE alcanzando concentraciones basales a los 14 días de producirse la lesión; esto permite sospechar que la sobreexpresión del receptor es un componente más de los mecanismos de protección epidérmica que se activan ante lesiones menores.

A pesar de las numerosas citas bibliográficas que hacen referencia a los buenos resultados obtenidos tanto en estudios experimentales como clínicos en el tratamiento de las úlceras crónicas (diabéticas, vasculares) y quemaduras, los científicos afirman que aún se debe seguirse investigando mediante ensayos clínicos controlados y valorando el costo - beneficio  de su uso en forma rutinaria.

Véase también:

Fuentes Consultadas

  1. J. Berlanga, E. Caballero, P. Prats, P. López Saura. R.J. Playford. Consideraciones acerca del papel del factor de crecimiento epidérmico en la protección celular y tisular. Med. Clínica. Sep 1999 Vol. 113 nº 6 pags 222 y ss.
  2. J. Villanueva, P, Tejero. Porqué Factor de Crecimiento y mesoterapia. Revista de la Sociedad Española de Medicina Estética nº 51 Junio 2001 pag. 39-40.
  3. Pedro A. Martínez-Carpio, Miguel A. Navarro Moreno: Factores de crecimiento, lesión celular, Proteincinasas dependiente de ciclinas y sus inhibidores: su relevancia en la patología molecular del cáncer humano. Medicina Clínica (Barc.) 2003; 120(7): 265-71.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.