Hemorragia vaginal

Comparte

Como hemorragia vaginal anormal se define ya sea como las menstruaciones excesivas (muy abundantes o que duran por más de 5 días) o bien el sangrado que no está relacionado con los ciclos menstruales. 

Causas

Muchas condiciones pueden provocar hemorragia vaginal; las más frecuentes e importantes son:

  • Pólipos del endometrio, es decir de la capa interna del útero.
  • Fibromas o miomas uterinos.
  • Adenomiosis uterina.
  • Aborto espontáneo.
  • Hiperplasia endometrial debida a anovulación, que es la falta de liberación del óvulo, lo que ocasiona un desequilibrio hormonal que induce el crecimiento exagerado del endometrio.
  • Infecciones del útero o la vagina, como la endometriosis o la cervicitis
  • Cáncer del útero o la vagina.
  • Quistes del ovario.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica, que es la infección crónica del útero y las trompas uterinas.
  • Uso de dispositivos intrauterinos (DIU).
  • Estrés emocional.
  • Insuficiencia (falla) del hígado.
  • Hipotiroidismo.
  • Uso de medicamentos anticoagulantes.

Síntomas Asociados

La hemorragia vaginal suele acompañarse de otros síntomas, en especial, cólicos menstruales intensos, dolor en la parte baja del abdomen o dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia).

Tratamiento

Depende de la causa de la hemorragia. Si se debe a hiperplasia endometrial el tratamiento incluye la administración de preparados con hormonas femeninas (estrógenos o progesterona) como los anticonceptivos orales o diversos medicamentos que incluyen ácido tranexámico, danazol, ácido mefenámico y gestrinona; en ocasiones puede ser necesario eliminar el exceso de endometrio mediante un legrado y bien la cirugía para retirar los pólipos o los miomas uterinos. En caso de infecciones uterinas se recomienda el tratamiento con antibióticos como ofloxacina, metronidazol, ciprofloxacina o doxiciclina, entre otros.

Si la hemorragia obedece a abortos o abortos retenidos es necesaria la valoración por un especialista y, en estos casos, es posible el uso de prostaglandinas, como el misoprostol.

Consulte con su médico

Fuentes

1. Crossman SH. The challenge of pelvic inflammatory disease. Am Fam physician 2006; 73: 859-64.
2. Dayan L. Pelvic inflammatory disease. Aust Fam Physician 2006; 35: 858-62.
3. Farell E. Dysfunctional uterine bleedign. Aust Fam Physician 2004; 33: 906-8.
4. Mayo Clinic. Vaginal bleeding. http://www.mayoclinic.com/health/vaginal-bleeding/MY00209
5. Pitkin J. Dysfunctional uterine bleeding. BMJ 2007; 334: 1110-1.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.