Inflamación, ejercicio físico y enfermedad cardiovascular

img_infameacio_ejercicio_fisico_enfermedad_cardio
Comparte

Científicos del Hospital General de Massachusetts, afiliado a la Universidad de Harvard, han identificado un mecanismo previamente desconocido que promueve la inflamación crónica del organismo y que puede ayudar a explicar por qué las personas sedentarias tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, dos de las entidades más frecuentes a nivel mundial.
En un estudio llevado a cabo en ratones, los investigadores encontraron que la ausencia de realización de actividad física se ve asociada con niveles más elevados de las células y sustancias de la sangre involucradas en la aparición de inflamación y que podrían ser controladas con la práctica regular de ejercicio por parte del individuo.

La actividad física impacta la actividad de la médula ósea, específicamente la producción de las llamadas “células madre”, que pueden convertirse en cualquier tipo de células, incluidos los glóbulos blancos, que promueven la inflamación, siendo estos necesarios para defenderse de las infecciones y eliminar cuerpos extraños y también como mediadores de la inflamación en el organismo.

Este descubrimiento refuerza la evidencia existente acerca de los efectos positivos de la actividad física en la prevención de las enfermedades crónicas y puede ser la base para el desarrollo de nuevos tratamientos contra estas patologías.

Fuentes

MGH News and Public Affairs. Exercise reduces chronic inflammation, protects heart, study says. 2019. Disponible en internet en: https://news.harvard.edu/gazette/story/2019/11/exercise-found-to-block-chronic-inflammation-in-mice/

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.