Insuficiencia cardíaca

insuficiencia-cardiaca
Comparte

El corazón es un  poderoso músculo que bombea sangre continuamente, a través del sistema circulatorio, a los pulmones y todos los tejidos del cuerpo, gracias a una serie de contracciones muy organizadas de las cuatro cámaras que lo componen.
Cuando este mecanismo no funciona correctamente y el músculo del corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades de oxigenación del cuerpo, se habla de una insuficiencia cardíaca, que, como su nombre lo indica, es una alteración a nivel coronario, de carácter crónico y progresivo que se presenta por un funcionamiento inadecuado del corazón debido a causas diversas.

La enfermedad puede afectar únicamente el lado derecho o el lado izquierdo del corazón y se denomina insuficiencia cardíaca derecha o izquierda respectivamente. Sin embargo con mucha frecuencia inicia con el lado derecho y resultan ambos lados del corazón comprometidos.

Existen dos tipos de insuficiencia cardiaca izquierda:

Insuficiencia sistólica: ocurre cuando el ventrículo izquierdo pierde su capacidad de contraerse normalmente y el corazón no puede bombear con suficiente fuerza para empujar toda la sangre  en circulación.
Insuficiencia diastólica (también llamada disfunción diastólica): ocurre cuando el ventrículo izquierdo pierde su capacidad de relajar normalmente (ya que el músculo está rígido), y el corazón no puede llenarse de sangre adecuadamente durante el período de descanso entre cada tiempo.

Cuando el corazón empieza a fallar, el organismo lo detecta inmediatamente y pone en marcha algunos mecanismos compensatorios, que incluyen el aumento de la masa muscular del corazón que permite que esté bombee con más fuerza, compensando la cantidad la falla, sin embargo estos mecanismos sólo son eficaces durante cierto tiempo, por lo que finalmente el organismo no puede remediar la falla y empiezan a presentarse los síntomas, que incluyen:

  • Oxigenación deficiente.
  • Disnea: sensación de falta de aire al respirar. Inicialmente aparece al realizar un esfuerzo físico, caminar deprisa o subir escaleras, pero poco a poco los episodios se hacen más intensos y aparecen al realizar tareas cotidianas como vestirse o asearse, e incluso en reposo.
  • Fatiga: el cansancio muscular se debe al bombeo insuficiente de sangre.
  • Acumulo de sangre en las venas.
  • Retención y acumulo de líquido en las miembros inferiores que provoca inflamación en los pies, los tobillos y las piernas.
  • Acumulo de líquido en los pulmones que causa congestión pulmonar.
  • Oliguria: significa eliminar menos cantidad de orina de la habitual (menos de 400 miligramos al día).

Cuando el corazón no realiza bien el bombeo la sangre que llega al corazón para ser bombeada se estanca en las venas que van al corazón y éstas se congestionan. Parte de los líquidos que forman la sangre tienden a pasar a los tejidos, especialmente en las piernas y los pies por efecto de la gravedad. También en los pulmones se produce el paso del líquido al espacio que debería estar ocupado por aire, lo que provoca la disnea.

A medida que el bombeo del corazón se vuelve menos eficaz, la sangre puede represarse en otras áreas del cuerpo. El líquido se acumula en los pulmones, el hígado, el tracto gastrointestinal, al igual que en los brazos y las piernas. Esto se denomina insuficiencia cardíaca congestiva.

Las causas más común de insuficiencia cardíaca son la arteriopatía coronaria, un estrechamiento de los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón, y la hipertensión arterial que no esté bien controlada.

La insuficiencia cardiaca empeora si no se trata. El tratamiento, además de medicación que se debe tomar en los horarios y concentraciones tal como ha sido formulado por el especialista, incluye controles periódicos y cambios en el estilo de vida dentro de los cuales es recomendable tener en cuenta una adecuada alimentación, y medidas generales como las siguientes:

  • Bajar el consumo de sal, es apropiado eliminar el salero de la mesa y cocinar con poca sal.
  • Evitar las conservas y alimentos precocinados, y sustituirlos por alimentos frescos.
  • No consumir aperitivos salados como aceitunas, papas fritas, almendras y otros frutos secos.
  • Reducir el consumo de bicarbonato sódico y los comprimidos efervescentes en general.
  • Controlar el contenido sódico de la aguas minerales, especialmente de las que tienen gas.
  • Realizar varias comidas al día y ligeras, no pocas y copiosas.

Para los pacientes con insuficiencia coronaria controlada y  en situación estable es aconsejable deben realizar ejercicio físico regular, como caminar a buen ritmo durante media a una  hora al día. Otros deportes aconsejables son la natación, la gimnasia suave y la bicicleta, siempre que se eviten los esfuerzos extremos. El ejercicio siempre debe adaptarse a las circunstancias del paciente y deben evitarse los deportes bruscos y violentos. Nunca realice ejercicio después de las comidas principales o en condiciones de frío o calor extremos.

Recuerde realizar chequeos médicos periódicos pues en el caso de la insuficiencia cardíaca el diagnóstico puede tardar debido a los mecanismos compensatorios del cuerpo que enmascaran la enfermedad y en la mayoría de los casos se diagnóstica cuando ya existe un daño importante en el corazón, que se podría evitar si se hubiese detectado la enfermedad durante chequeos de rutina. El desarrollo de la insuficiencia cardíaca puede llevar años. La insuficiencia cardíaca se denomina insuficiencia cardíaca congestiva cuando se acumulan líquidos en varias partes del cuerpo. Entonces, si todavía no la tiene, pero corre el riesgo de padecerla, es el momento de iniciar cambios en el estilo de vida.

En la actualidad, aproximadamente 5.7 millones de personas en los Estados Unidos padecen la enfermedad siendo una de las razones más comunes por la cual las personas de 65 años de edad o más ingresan al hospital.

Véase también:

Fuentes

  1. Mayo CLinic. Heart disease. Health Information. http://www.mayoclinic.com/health/heart-disease/DS01120
  2. American Heart Association. Heart Failure. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HeartFailure/AboutHeartFailure/Types-of-Heart-Failure_UCM_306323_Article.jsp
  3. Mant J, Al-Mohammad A, Swain S, Laramee P. Guideline Development Group. Management of chronic heart failure in adults: synopsis of the National Institute For Health and Clinical Excellence guideline. Ann Intern Med. 2011;155(4):252-259.
  4. Emanuel LL, Bonow RO. Care of patients with end-stage heart disease. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 34.
  5. Mann DL. Management of heart failure patients with reduced ejection fraction. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 28.
  6. Jessup M, Abraham WT, Casey DE, et al. 2009 focused update: ACCF/AHA Guidelines for the Diagnosis and Management of Heart Failure in Adults: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines: developed in collaboration with the International Society for Heart and Lung Transplantation. Circulation. 2009 Apr 14;119(14):1977-2016. Epub 2009 Mar 26.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.