La amenaza de aborto aumenta el riesgo de complicaciones obstétricas

amenaza-aborto-riesgo-complicaciones-obstetricas-mes-xxiv
Comparte

La amenaza de aborto se define como un sangrado vaginal durante las primeras 20 semanas de gestación; el sangrado no interrumpe el embarazo pero sí aumenta el riesgo de un aborto espontáneo pues cerca del 50% de las amenazas evolucionan a aborto (ver más: Amenaza de aborto).


¿Qué puede ocasionar un aborto?

En cuanto a las causas, estas no se conocen del todo pero se sabe que los siguientes factores incrementan el riesgo de amenaza de aborto: cambios hormonales, anormalidades, infecciones o tumores del útero, cuello uterino incompetente, enfermedades crónicas no controladas, tabaco, alcohol y otras sustancias psicoactivas.

Síntomas del aborto

El síntoma más característico de la amenaza de aborto es el dolor abdominal tipo cólico irradiado a la parte inferior de la espalda y, como se mencionó anteriormente, acompañado de sangrado genital escaso que puede prolongarse durante días. Al examen físico, el cuello uterino está cerrado y no hay restos de tejido a su alrededor.

El diagnóstico se establece con la historia clínica, el examen físico y laboratorios e imágenes adicionales como una prueba de embarazo y una ecografía transvaginal. No hay nada que detenga el sangrado por lo que el tratamiento consiste en reposar.

Un estudio publicado recientemente en The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine fue realizado con el objetivo de examinar la influencia de la amenaza de aborto en complicaciones obstétricas durante el embarazo y el posparto.

Los investigadores analizaron los datos de 12.050 mujeres en primer trimestre de embarazo que ingresaron entre enero de 2011 y diciembre de 2012 a un hospital en Turquía. De las 12.050 participantes, 481 presentaron amenaza de aborto. La información de estas pacientes, llamadas "casos", fue comparada con la de mujeres con las mismas características pero que no presentaron amenaza de aborto, llamadas “controles”.

Cuando se contrastaron los dos grupos, los investigadores se dieron cuenta de que la probabilidad de tener un parto prematuro, un recién nacido con bajo peso o un aborto era mayor en las participantes que habían sufrido amenaza de aborto; sin embargo, la probabilidad de atonía uterina (una complicación muy grave del posparto que produce sangrado abundante) era menor en este grupo. La amenaza de aborto tampoco aumentó el riesgo de placenta previa (cuando la placenta se ubica en el útero en una posición más baja de lo normal), desprendimiento prematuro de placenta (cuando la placenta se separa del útero antes del parto) o muerte fetal.

Los autores concluyeron que el incremento en la posibilidad de padecer complicaciones obstétricas después de sufrir una amenaza de aborto se debe probablemente a la persistencia de un mecanismo que las desencadena. Se requieren nuevas investigaciones que eluciden dicho mecanismo y que, en un futuro, planteen soluciones que disminuyan la prevalencia no solo de las complicaciones, sino también de la amenaza de aborto.

Véase también:

Fuentes

  1. Ozdemirci S, Karahanoglu E, Esinler D, Gelisen O, Kayıkcıoglu F. Influence of threatened miscarriage on pregnancy and early postpartum period: a case-control report. J Matern Fetal Neonatal Med. 2015 Jul;28(10):1186-9.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 12 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.