La importancia de usar agua fresca como primer auxilio de una quemadura

quemadura
Comparte

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que 265,000 muertes ocurren cada año a causa de quemaduras y que las quemaduras que no son fatales, son de las principales causas de discapacidad.
Las quemaduras son lesiones que se presentan en los tejidos, principalmente en la piel, después de la exposición a agentes causantes. Las quemaduras pueden ser desde muy leves hasta muy severas, llegando, incluso, a producir la muerte. Las quemaduras térmicas son las que se dan a causa del contacto con fuego, superficies y líquidos calientes o por contacto con elementos extremadamente fríos. Igualmente se pueden presentar quemaduras por fricción y por exposición a químicos, a electricidad y al sol (para conocer más acerca de las quemaduras, haga clic aquí http://aldiaensalud.com/condiciones-de-salud/quemaduras).

Ante el desafortunado evento de una quemadura, la intervención temprana con tratamientos científicamente comprobados, mejora el pronóstico y disminuye las complicaciones y tasas de muerte. Sin embargo, faltan estudios significativos que apoyen esto. Dentro de las medidas adecuadas de primeros auxilios que sugieren las Guías para el Manejo de Emergencias de Quemaduras Severas, está la aplicación de agua corriente fresca durante mínimo 20 minutos durante las primeras 3 horas de la quemadura; desafortunadamente, únicamente el 50% de las personas que proveen primeros auxilios siguen estas y otras recomendaciones.

En respuesta a las anteriores incertidumbres, una investigación australiana tuvo como objetivo determinar si el uso de agua fresca como primeros auxilios, generaba algún resultado diferenciador a corto plazo, después de una quemadura.

En el estudio, liderado por la investigadora Fiona M. Wood de la Universidad Australiana Occidental , se revisó la información proveída por el Registro de Quemaduras de Australia y Nueva Zelandia o BRANZ. Se analizó cómo influye la aplicación de agua corriente fresca como primeros auxilios antes de admisión a un servicio de quemados, teniendo en cuenta resultados relacionados con la severidad de la lesión. Los resultados del estudio fueron alentadores, reportándose una reducción del 13% en requerimiento de cirugías de injertos, del 48% en admisión al servicio de cuidados intensivos y del 18% en tiempo de hospitalización.

El estudio, publicado en la reconocida revista PloS one, concluye que la aplicación de agua corriente fresca durante por lo menos 20 minutos, como medida de primeros auxilios ante una quemadura, se refleja en beneficios significativos para la persona afectada y el sistema de salud.

Este estudio resalta la importancia no sólo de los efectos de los primeros auxilios, sino también confirma que se siguen justificando los esfuerzos para seguir promoviendo los primeros auxilios en casos de quemaduras. Como las quemaduras se producen mayormente en el ámbito doméstico y laboral, es vital que todos conozcamos las medidas de primeros auxilios ante una quemadura.

Adicional a la aplicación de agua corriente fresca sobre la herida durante 20 minutos, la OMS recomienda:

  • Detener el proceso de quemadura quitando la ropa e hidratando las partes afectadas.
  • Extinguir las llamas haciendo rodar a la persona en el piso o cubriéndola con una cobija, o utilizando agua u otros líquidos que ayuden a apagar el fuego.
  • En caso de quemaduras químicas, remover o diluir el agente químico irrigando con grandes cantidades de agua.
  • Envolver al paciente en un paño o una sábana limpia y transportarlo al centro médico más cercano para que reciba atención médica.

Fuentes

  1. Wood, F. M., Phillips, M., Jovic, T., Cassidy, J. T., Cameron, P., & Edgar, D. W. (2016). Water first aid is beneficial in humans post-burn: evidence from a bi-national cohort study. PloS one, 11(1), e0147259.

Por:Redacción en Salud. Editores Académicos SAS.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.