Latinoamérica debe fortalecer las medidas de control del cáncer cervical

cancer-cervical-latinoamerica-mes-xxv
Comparte

El cáncer de cuello uterino es la degeneración progresiva y maligna de las células que recubren el cérvix o cuello uterino. Hay dos tipos principales, el de células escamosas (responsable de cerca del 90% de los casos) y el adenocarcinoma. 

Esta enfermedad es una de las más importantes en términos de salud pública ya que es el segundo cáncer más común en las mujeres en todo el mundo y en muchos países de Latinoamérica es la primera causa de muerte en esta población (ver más: Cáncer de cuello uterino).

Virus del papiloma humano y cáncer cervical

La causa principal del cáncer de cérvix es la infección por el virus del papiloma humano (VPH) el cual se adquiere durante una relación sexual sin protección. Durante las fases iniciales suele no producir síntomas pero se detecta por el aspecto anormal de las células del cuello uterino en la citología vaginal. Durante las fases avanzadas puede haber cambios en el flujo vaginal, en la menstruación, sangrado vaginal y dolor con la relación sexual. 

¿Cuál es el tratamiento del cáncer cervical?

El tratamiento depende de múltiples factores como la extensión y el tipo de cáncer, el estado de salud y el deseo de tener hijos de la paciente. Las opciones incluyen cirugía, radioterapia y quimioterapia. 

En un artículo publicado recientemente por una prestigiosa revista, investigadores en Brasil revelaron las conclusiones que obtuvieron del análisis de la Base de Datos de Cáncer Cervical del Servicio Nacional de Salud Brasileño. Dicha base de datos reúne los resultados de todas las citologías llevadas a cabo en este país y es una valiosísima herramienta para el monitoreo y el manejo del cáncer de cuello uterino en Brasil. 

Los autores del artículo examinaron los datos del 2006 al 2013. Entre otros, encontraron una disminución en las tasas de cáncer de células escamosas tanto de bajo como de alto grado. Sin embargo, el número de citologías positivas fue menor del esperado, considerando que los países desarrollados con una frecuencia baja de cáncer cervical diagnostican más lesiones anualmente. 

En términos generales, la evolución de los indicadores desde el 2006 al 2013 prende las alarmas para que los organismos encargados tomen acciones encaminadas a mejorar la efectividad del control del cáncer de cuello uterino en Brasil y en otros países de Latinoamérica en los que el panorama no es más claro.

Las mujeres y sus parejas no deben olvidar que esta mortal patología puede prevenirse con la vacuna del VPH y detectarse tempranamente con la realización de citologías periódicas. Hasta cumplir los 30 años de edad, se recomienda que las jóvenes se sometan a una citología anual y a partir de esta edad, si tienen tres citologías consecutivas normales, pueden realizársela cada 2 o 3 años hasta cumplir los 70 años de edad.

Otras estrategias para prevenir el cáncer cervical comprenden aplazar el inicio de la vida sexual, limitar el número de compañeros sexuales y utilizar métodos anticonceptivos de barrera. 

Véase también: 

Cáncer de seno y factores de riesgo
Citología cervicovaginal o Papanicolaou
Apoyo durante la quimioterapia
Cómo actúan los suplementos hormonales durante la menopausia
Factores de riesgo para cáncer
Para tener en cuenta: enfermedades que pueden producir osteoporosis

Fuentes

Costa RF, Longatto-Filho A, Pinheiro C, Zeferino LC, Fregnani JH. Historical Analysis of the Brazilian Cervical Cancer Screening Program from 2006 to 2013: A Time for Reflection. PLoS One. 2015 Sep 24;10(9):e0138945.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 25 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.