Los controles prenatales regulares previenen la bacteriuria asintomática en el embarazo

los-controles-prenatales-regulares-previenen-la-bacteriuria-asintomatica-en-el-embarazo
Comparte

El término bacteriuria hace referencia a la presencia de bacterias en la orina. Cuando esto se asocia a la presencia de síntomas se conoce como infección urinaria y, cuando no, se conoce como bacteriuria asintomática. En otras palabras, la bacteriuria asintomática es la presencia de bacterias en la orina sin que el paciente manifieste molestia alguna (ver más: Bacteriuria asintomática).


¿Qué produce la bacteriuria asintomática?

El principal germen causante de la bacteriuria asintomática es la Escherichia coli (E. coli). No está del todo claro por qué no produce síntomas pero se cree que es porque el germen es menos virulento, es decir, más débil. Sobre todo en el caso de las mujeres, la higiene inadecuada es un factor de riesgo pues las bacterias de la materia fecal acceden al tracto urinario a través de la uretra. Otros factores de riesgo son las enfermedades que obstruyen la vía urinaria como los cálculos, el agrandamiento de la próstata y el prolapso del útero.

¿Quiénes son más propensos de padecer bacteriuria asintomática?

En general, la bacteriuria asintomática afecta más a las mujeres mayores y a las personas con diabetes o catéteres urinarios. Las mujeres embarazadas también son una población en riesgo y se calcula que hasta un 40% de las que no reciben tratamiento padecen una infección renal.

¿Cómo se puede evitar la aparición de la bacteriuria asintomática?

Un estudio publicado recientemente en la revista Clinical and Experimental Obstetrics and Gynecology investigó cómo la regularidad de los chequeos médicos en el embarazo influye en los hábitos de la madre de prevención de infección urinaria, en su nivel de información y, finalmente, en la prevalencia de bacteriuria asintomática.

La investigación contó con la participación de 223 mujeres que asistieron a controles médicos regularmente y 220 mujeres que asistieron de manera irregular. Las pacientes diligenciaron un cuestionario que indagaba por: la periodicidad de las relaciones sexuales, del baño, del cambio de ropa interior y de las visitas prenatales durante el embarazo, la dirección de lavado del área genital después de orinar y la calidad de la información recibida por el profesional de la salud.

La bacteriuria asintomática fue significativamente más frecuente y prevalente en el grupo de pacientes con chequeos médicos irregulares que en el grupo de pacientes con chequeos regulares. Los resultados también evidenciaron que los comportamientos maternos relacionados con riesgo de infección urinaria son más comunes en las mujeres que asisten irregularmente a control.

Los investigadores resaltaron la importancia de la regularidad de los chequeos prenatales en la prevención de la bacteriuria asintomática. Recordemos que las complicaciones de esta condición van desde bajo peso al nacer hasta parto prematuro.

Véase también:

Fuentes

Babic U, Opric D, Perovic M, Dmitrovic A, MihailoviC S, Kocijancic D, Radakovic J, Dugalic MG. Influence of regularity of checkups during pregnancy on prevalence of asymptomatic bacteriuria and maternal behaviors regarding urinary infection prevention. Clin Exp Obstet Gynecol. 2015;42(2):208-11.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Julio 29 de 2015. 

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.