Los estrógenos prueban ser útiles para el tratamiento de la cistitis

estrogenos-tratamiento-cistitis-mes-xxiv
Comparte

La cistitis es la inflamación de la vejiga que puede ser aguda o crónica. Generalmente es producida por un microorganismo como una bacteria. Otras causas de cistitis incluyen la utilización de sondas para evacuar la orina, de sustancias irritantes como espermicidas o jabones íntimos, la presencia de cálculos en la vejiga, ciertos medicamentos y la radioterapia para el cáncer (ver más: Cistitis).
La patología es más común en las mujeres
y se calcula que cada año un 15% de las mayores de 18 años sufren un episodio de cistitis al año y una de cada cuatro sufrirá episodios recurrentes. Las mujeres embarazadas, menopáusicas y las que tienen antecedente de infecciones urinarias en la infancia son más proclives a padecer la enfermedad; las relaciones sexuales, el uso de preservativos no lubricados y de diafragmas también aumentan el riesgo.

¿Cuáles son los síntomas de la cistitis?

El principal síntoma de la cistitis es la disuria que significa ardor o dolor al orinar. Otras manifestaciones son fiebre, dolor en la parte baja del abdomen (en donde está la vejiga), dolor en la parte exterior de los genitales, incremento de la frecuencia urinaria, sensación de urgencia para orinar, de tener la vejiga llena (incluso después de ir al baño), cambios en la coloración o el olor de la orina y el hallazgo de sangre en la misma.

El tratamiento de la cistitis no infecciosa depende de su origen mientras que el tratamiento de la cistitis infecciosa consiste en tomar antibióticos durante 3 a 7 días, según la severidad de la afección. La cistitis intersticial, por su parte, es un tipo de cistitis crónica y debilitante cuyo manejo se basa en la aplicación de estrógenos tópicos vaginales pues su causa parece ser una reducción de las hormonas sexuales femeninas. Investigadores europeos realizaron un estudio para descubrir los efectos de esta terapia en los síntomas urinarios y sexuales de mujeres pre-menopáusicas con cistitis intersticial y dolor crónico en la vejiga.

En el estudio participaron 34 mujeres con una edad promedio de 36,1 años y diagnóstico de cistitis intersticial. Todas recibieron tratamiento tres veces a la semana durante 12 semanas con 0,5 miligramos de estrógeno en crema vaginal y fueron entrevistadas por los investigadores para conocer sus sintomatología usando cuestionarios validados y otras pruebas. Más del 94% de las participantes refirieron dolor en los genitales externos.

El análisis de los datos evidenció resultados muy positivos con los estrógenos tópicos vaginales: mejoramiento de la función y los síntomas urinarios y sexuales así como de la salud vaginal, entre otros. Los investigadores concluyeron que 12 semanas de terapia con estrógeno pueden disminuir los dolores y otras manifestaciones de la cistitis así como la función sexual. Se requieren más estudios para comprobar esta asociación prometedora para el manejo de la cistitis.

Véase también:

Fuentes

Gardella B, Iacobone AD, Porru D, Musacchi V, Dominoni M, Tinelli C, Spinillo A, Nappi RE. Effect of local estrogen therapy (LET) on urinary and sexual symptoms in premenopausal women with interstitial cystitis/bladder pain syndrome (IC/BPS). Gynecol Endocrinol. 2015 Aug 10:1-5.


Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 10 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.