Mujeres posmenopáusicas: las que más padecen ojo seco

ojo-seco-posmenopausicas-mes-xxvi
Comparte

Las lágrimas juegan un papel muy importante en la salud de los ojos al lubricarlos y conservarlos limpios. El ojo seco, que puede ser transitorio o permanente, surge cuando la producción de lágrimas es insuficiente o cuando los elementos que las componen no guardan las proporciones correctas y estas se evaporan.



Síntomas del ojo seco

Las manifestaciones consisten en sensación de irritación, quemazón o cuerpo extraño en los ojos, dolor, lagrimeo, llanto sin lágrimas, enrojecimiento del ojo, reducción de la capacidad para mantener la vista fija y pesadez de los párpados. 

El tratamiento más usado son las lágrimas artificiales pero fármacos como la ciclosporina y los corticoides tópicos también pueden ser de suma utilidad (ver más: Ojo seco). 

¿Qué puede influir en la aparición del ojo seco?

Las causas de ojo seco incluyen trastornos del sistema inmune como la artritis, el lupus y el síndrome de Sjögren; conjuntivitis crónica; afecciones de los párpados; alergias; medicamentos; la disminución de la frecuencia del parpadeo; el cierre inadecuado de los párpados durante le sueño; y el uso prolongado de lentes. 

La menopausia es otra de las causas de ojo seco y las mujeres en esta etapa de la vida tienen más riesgo de sufrir la enfermedad que los hombres y que sus congéneres más jóvenes. 

Estudios e investigaciones sobre el ojo seco

Científicos asiáticos y norteamericanos llevaron a cabo un estudio con el propósito de esclarecer la etiología del ojo seco en mujeres posmenopáusicas y el rol de las hormonas sexuales en su desarrollo pues tanto los desequilibrios hormonales característicos de la menopausia como la terapia hormonal para normalizar dichos desequilibrios podrían contribuir. 

Para esto, los investigadores analizaron los estudios más relevantes tanto en animales como en humanos relacionados con ojo seco, estado hormonal y terapia hormonal.

Aunque los niveles de estrógenos tanto incrementados como reducidos han sido asociados con ojo seco, los niveles bajos de andrógenos son una causa más habitual. 

Por su parte, la terapia hormonal con solo estrógenos o con estrógenos y progesterona ha mostrado un beneficio limitado para los síntomas de ojo seco e incluso podría ocasionar disfunción de las glándulas sebáceas del ojo, disminución del tiempo de ruptura de la película lagrimal y reducción del flujo de las lágrimas. Por el contrario, el tratamiento con andrógenos ha mostrado resultados prometedores. 

Los investigadores proponen que, debido a la alta incidencia de ojo seco en las mujeres posmenopáusicas, su abordaje sea multidisciplinario entre ginecólogos y oftalmólogos.
Puesto que las pacientes visitan con mayor regularidad al ginecólogo, estos deben estar en capacidad de diagnosticar el ojo seco y remitir al oftalmólogo.

Véase también: 

Ojo seco, factores externos
Ojo seco: un problema común
Ojo Seco, tratamiento y prevención (Video)
Ojo Seco, definición, causas y síntomas(Video)
Menopausia y terapia de suplencia hormonal
Cómo actúan los suplementos hormonales durante la menopausia

Fuentes

Sriprasert I, Warren DW, Mircheff AK, Stanczyk FZ. Dry eye in postmenopausal women: a hormonal disorder. Menopause. 2015 Oct 27.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Octubre 29 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.