Venas várices

venas-varices
Comparte

ALas venas várices son un problema relativamente común y es importante prestarles atención, porque más allá de su aspecto estético desagradable, a veces ocasionan diversas molestias o complicaciones de cuidado, entre ellas el tromboembolismo venoso, es decir la formación de trombos (coágulos) que pueden viajar por las venas hasta otros órganos como el corazón o los pulmones, las úlceras venosas de la piel y la tromboflebitis, que consiste en la obstrucción e inflamación de las venas varicosas.
A
lrededor de 15% a 40% de los adultos de ambos géneros sufren de venas várices en las piernas, pero afectan más a las mujeres que a los hombres, con una proporción de 3 a 1.

Las venas várices no son otra cosa que la dilatación y tortuosidad de las venas de los miembros inferiores y son ocasionadas por una deficiente circulación de la sangre (insuficiencia venosa). En condiciones normales, la actividad (contracción) de los músculos de las piernas y las válvulas que hay en las venas de los miembros inferiores garantizan que la sangre circule desde los pies hacia el corazón; cuando ello no ocurre de manera adecuada, la sangre se acumula en las venas y con el tiempo hace que estas se dilaten y alarguen, formando las várices.

Diversas condiciones favorecen la formación de venas varicosas; las más importantes son el antecedente de várices en otros miembros de la familia (herencia), el número de embarazos (porque a medida que el bebé crece dentro del útero y éste aumenta de tamaño, comprime las venas de la pelvis y la sangre se acumula en las venas de los miembros inferiores), la obesidad, la falta de actividad física (sedentarismo), el hecho de permanecer mucho tiempo de pie y la edad. Como la insuficiencia venosa es un problema progresivo, que se va acentuando con el paso de los años, por lo general las várices comienzan a hacerse evidentes a partir de los 35 a 40 años, aunque algunas personas pueden tener várices en las piernas desde la adolescencia.

Actualmente están disponibles diversos tratamientos que no sólo eliminan las várices, como la cirugía, la escleroterapia o la terapia con láser, sino que permiten frenar la progresión de la insuficiencia venosa, lo que evita la formación de várices grandes y la aparición de complicaciones, mediante el uso de medias compresivas (que ayudan a mejorar la circulación de la sangre en las piernas) y medicamentos. 

Algunos de los medicamentos efectivos para el tratamiento de las venas várices comprenden diosmina, hesperidina y Ruscus aculeatus. 

Además, otras medidas como practicar ejercicio con regularidad, no permanecer mucho tiempo de pie y bajar de peso, son efectivas para evitar la aparición de las várices.

Véase también:


Fuentes

  1. Bergan JJ, Schmid-Schönbein GW, Coleridge Smith PD, et al. Chronic venous disease. N Engl J Med 2006; 355: 488-98.
    2. Campbell B. Varicose veins and their management. BMJ 2006; 333: 287-92.
    3. Mayo Clinic. Varicose veins. http://www.mayoclinic.com/health/varicose-veins/DS00256
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.