arritmia-mobile.jpg
Corazón y circulación

Conoce todo sobre

Arritmia cardiaca

Comparte

Generalmente el corazón humano late a un ritmo regular; cuando este ritmo es más rápido de lo normal, más lento o irregular, se dice que la persona sufre una arritmia cardiaca.

Causas y tratamiento

Tipos

De acuerdo con la frecuencia cardiaca las arritmias pueden ser:

  • Bradicardias: En las que la frecuencia cardiaca es más lenta de lo normal
  • Taquicardias: En las que la frecuencia cardiaca es más alta de lo normal. 
  • Las arritmias se pueden clasificar de acuerdo al fenómeno que las origina, así:
  • Eléctricas: Cuando la conducción eléctrica falla y se da una falta de coordinación en el movimiento del corazón. Dentro de este tipo de arritmias se encuentran la fibrilación atrial, el flutter atrial, la disfunción del nódulo sinusal, las taquicardias sinusales, las taquicardias supraventriculares, la taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular.
  • Circulatorias: Se dan como consecuencia de problemas de la irrigación sanguínea del corazón como en el ataque cardíaco y el infarto de miocardio.
  • Estructurales: Son causadas por anomalías congénitas o adquiridas del corazón; en este grupo entran la falla cardíaca congestiva y los problemas valvulares.


Ver menos
Ver más

Causas

Una arritmia puede deberse a causas muy diversas, entre otras encontramos:

  • Condiciones propias del corazón: Como los daños en tejidos cardíacos, cambios en la estructura del corazón, alteraciones de las estructuras eléctricas del corazón o bloqueos de las arterias coronarias.
  • Como consecuencia de otras enfermedades: La diabetes, el hipertiroidismo y la hipertensión arterial pueden llevar a que se presenten arritmias.
  • Malos hábitos: como el consumo de drogas, alcohol, cafeína y tabaco, o vivir sometido a constante estrés.
  • Reacción a algunos medicamentos, suplementos vitamínicos y tratamientos herbales.
  • Como consecuencia de una descarga eléctrica.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

Muchas arritmias pueden presentarse sin síntomas evidentes para el paciente. Sin embargo hay casos en los que la persona experimenta algunas molestias que son evidentes. Algunos de los signos que se presentan son:

  • Pérdida de latidos o “fluttering”: Cuando se perciben pausas o diferencias entre el tiempo de los latidos.
  • Taquicardia: Cuando el ritmo cardiaco es muy elevado, es decir superior a los 100 latidos por minuto.
  • Bradicardia: Por el contrario, el ritmo cardiaco es muy lento, inferior a los 60 latidos por minuto.
  • Palpitaciones: Cuando el pecho u otra región del cuerpo salta al latir el corazón.
  • Pérdida de conciencia o desvanecimientos.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

El tratamiento es necesario si los síntomas son muy significativos o si hay peligro a que se desarrolle una complicación mayor. Hay diversos tratamientos, desde los más sencillos a los más complejos, estos incluyen: 

  • Hacer cambios en el estilo de vida como practicar ejercicio, alimentarse de forma saludable y manejar el estrés. Muchas condiciones cardíacas se pueden controlar adoptando hábitos de vida saludables.
  • Medicamentos: Pueden suministrarse vía oral o intravenosa, e incluyen:
  • Bloqueadores de canales de sodio: Disopiramida, Procainimida, Quinidina, Tocainida, Mexileteno, Lidocaína, Penitoina, Flecainida, Propafenona
  • Beta bloqueadores o Agonistas Beta adrenérgicos: Acebutolol, Atenolol, Betaxolol, Bisoprolol, Carvedilol, Esmolol, Metoprolol, Nadolol, Propranolol, Timolol.
  • Bloqueadores de canales de potasio: Amiodarona, Azimilida, Bepridil, Dofetilida, Ibutilida, Sotalol, Tedisamilo.
  • Calcioantagonistas o bloqueadores de los canales de calcio: Diltiazem y Verapamilo. Además de estos medicamentos específicos, pueden ser necesarios otros para evitar la formación de coágulos y trombos, controlar la hipertensión, reducir los niveles de colesterol o estimular la contracción muscular del corazón. Tenga en cuenta que estos tratamientos deben ser decididos únicamente por el especialista.
  • Estimulación eléctrica: Pasando una corriente eléctrica se busca que el corazón retome su ritmo normal. Esta puede ser aplicada por medio de un desfibrilador, en procedimientos de urgencia, o por medio de dispositivos electrónicos, que la persona lleva consigo, como es el caso de los marcapasos y los desfibriladores externos automáticos.
  • Procedimientos quirúrgicos: Hay casos en que la arritmia se debe a daños puntuales del tejido cardíaco, en esos casos puede necesitarse una cirugía al corazón que puede hacerse de forma tradicional o a través de un catéter.


Ver menos
Ver más

Prevención

Es difícil predecir si una persona va a sufrir una arritmia, sin embargo, existen algunos hábitos que pueden seguirse, no solo para prevenir las arritmias, sino para reducir la posibilidad de cualquier enfermedad cardíaca, como:

  • Una dieta saludable: Baja en colesterol, sodio y grasas saturadas y transaturadas.
  • Ejercicio regular: Se recomiendan de 30 a 60 minutos diarios.
  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco y bebidas estimulantes, especialmente aquellas que contienen cafeína.
  • Mantener controlados la presión arterial y los niveles de colesterol.

Consulte con su médico.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

1. Heart rhythm disorders. Heart Rhythm Society. http://www.hrsonline.org/PatientInfo/HeartRhythmDisorders/index.cfm. Recuperado Julio 16 de 2011.2. Arritmia. Instituto nacional del corazón, los pulmones y la sangre. http://www.nhlbi.nih.gov/health/dcisp/Diseases/arr/arr_what.html. Recuperado Julio 16 de 2011.
3. Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER).Heart arrhythmias. http://www.mayoclinic.com/health/heart-arrhythmias/DS00290. Recuperado Julio 16 de 2011.
4. Arrhythmia – Information for Patients. University of Pittsburgh Medical Center. 2006. PP 4.



Ver menos
Ver más
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.