epicondilitis-mobile.jpg
Musculoesquelético

Causas y tratamiento

Definición

Es la inflamación de los tendones y músculos que se insertan en dos estructuras llamadas epicóndilos, que se encuentran en la región del codo en un hueso llamado húmero (el hueso que conecta el hombro con el codo). En ocasiones, estas estructuras se lesionan causando inflamación, dolor y limitación de los movimientos; esto es lo que se conoce como epicondilitis.


Ver menos
Ver más

Causas

Existen varias causas o factores que contribuyen al desarrollo de epicondilitis, las cuales se pueden presentar solas o en conjunto. En general, lo que ocurre es que hay una agresión repetitiva y prolongada en los tendones que se insertan en los epicóndilos; esto genera pequeñas lesiones que no se recuperan pues la agresión continúa. Lo anterior conduce a inflamación, dolor, debilidad y dificultad para mover el brazo libremente. Dentro de los factores relacionados a la epicondilitis están:

  • Edad entre 45 y 54 años.
  • Tabaquismo.
  • Obesidad.
  • Movimientos repetitivos durante más de dos horas al día.
  • Actividades como cargar o manipular pesos de más de 20 kg.
  • No realizar estiramiento y calentamiento antes de una actividad física.
  • Utilizar material y equipo en tallas inapropiadas.
  • Accidentes y traumas.

Estas son algunas actividades que pueden originar epicondilitis: tenis, golf, bolos, beisbol, levantamiento de pesas, tiro al arco, manufactura de artesanías, uso de martillos vibradores, escribir mucho tiempo en el computador en posiciones no saludables, tocar violín.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

  • Dolor en la parte interna o externa del codo.
  • Limitación para desempeñar actividades o deportes acostumbrados; va desde limitación leve (la persona puede realizar la actividad con cierto dolor y dificultad) hasta limitaciones más graves (la persona no puede realizar sus actividades básicas de la vida diaria; el dolor lo despierta cuando está dormido).
  • Empeoramiento de los síntomas al perpetrar movimientos repetitivos de la muñeca y el codo.
  • Inflamación y contracción de los músculos y tendones alrededor del codo.
  • Debilidad de los músculos del antebrazo, incluida debilidad de la mano.


Ver menos
Ver más

Clasificación

Se divide en dos: epicondilitis medial o del golfista y epicondilitis lateral o del tenista. A pesar de que el golf y el tenis pueden producir estas lesiones, también existen otras causas ocupacionales y recreacionales, como las mencionadas anteriormente.


Ver menos
Ver más

Diagnostico

Se realiza a través de la historia clínica y el examen físico, aunque en ocasiones se hace necesaria la toma de imágenes para descartar otras enfermedades o evaluar la gravedad de la misma. La radiografía se solicita cuando existe sospecha de fractura después de un golpe o trauma o cuando el tratamiento de la epicondilitis haya sido inefectivo. La solicitud de otros exámenes (como TAC y resonancia) es decisión del médico.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

El tratamiento de la epicondilitis consiste en:

  • Modificar la actividad que está causando la lesión y evitar los movimientos que empeoran los síntomas.
  • Guardar reposo del codo y del antebrazo.
  • Usar brazaletes de contrafuerza para reducir la contracción muscular en el lugar de origen de los músculos, lo que mejora el dolor y la movilidad. Estos muestran mayor beneficio si se emplean en las primeras seis semanas posteriores a la lesión y se colocan a 6 – 10 cm del codo, en el antebrazo
  • Aplicación de hielo durante 15 a 20 minutos, tres a cinco veces por día durante los primeros tres días.
  • Terapia física; flexión, estiramiento y fortalecimiento de los músculos del antebrazo y liberación de la contracción muscular. Puede incluir ultrasonido y estimulación eléctrica.
  • Medicamentos para la inflamación y el dolor: acetaminofén, ibuprofeno, naproxeno y diclofenaco tópico.

Si el dolor no mejora después de seis a 12 meses de seguir al pie de la letra las pautas anteriores, se deben solicitar exámenes adicionales antes de dar inicio a la siguiente línea de tratamiento: inyecciones de corticoides en el sitio del dolor y terapias alternativas. En caso de que las imágenes exhiban otra causa del dolor, se debe iniciar tratamiento parar dicha condición. En caso contrario, se debe continuar con terapia física, antiinflamatorios y determinar por medio de una ecografía o resonancia magnética la necesidad de cirugía.


Ver menos
Ver más

Prevención

  • Realice pausas durante las actividades en las que utilice demasiado el codo y el antebrazo; haga estiramientos.
  • Mantenga los codos levemente doblados cuando realice actividad física o levante objetos pesados.
  • Asegúrese de tener un agarre y una técnica apropiada en los deportes que realice (podría ser de utilidad contar con un entrenador que lo corrija).
  • Utilice el equipo adecuado y asegúrese de que la talla se ajuste correctamente.
  • Antes de la actividad, caliente y estire.
  • Manténgase en forma en términos de flexibilidad, fuerza, resistencia y capacidad cardiovascular.
  • Utilice guantes cuando manipule herramientas.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

Referencias bibliográficas:

Young, CC. Medial Epicondylitis. Medscape. Actualizado octubre, 2012. Recuperado en diciembre de 2013 de: http://emedicine.medscape.com/article/97217-overview

Walrod, BJ. Lateral Epicondylitis. Medscape. Actualizado octubre, 2012. Recuperado en diciembre de 2013 de: http://emedicine.medscape.com/article/96969-overview

Shiri R, Viikari-Juntura E, Varonen H, Heliövaara M. Prevalence and determinants of lateral and medial epicondylitis: a population study. Am J Epidemiol 2006; 164:1065

Smidt N, Lewis M, VAN DER Windt DA, et al. Lateral epicondylitis in general practice: course and prognostic indicators of outcome. J Rheumatol 2006; 33:2053.



Ver menos
Ver más
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.