reflujo-gastroesofagico-mobile.jpg
Tracto Digestivo

Conoce todo sobre

Reflujo gastroesofágico

Comparte

En esta enfermedad, el esfínter esofágico (un músculo que conecta al esófago y el estómago) pierde la habilidad para cerrarse y permite que el contenido del estómago, y ocasionalmente los jugos biliares, regresen al esófago.

Causas y tratamiento

Causas

La causa de la enfermedad es la disfunción del esfínter gastroesofágico, que permite que los ácidos del estómago invadan el esófago, irritándolo y causándole lesiones.

Otros factores como la hernia hiatal ― afección que aparece cuando parte del estómago pasa al tórax a través del agujero que separa el esófago del estomago y hay una presión elevada en el abdomen ― contribuyen a que se presente enfermedad por reflujo gastroesofágico.


Ver menos
Ver más

Tipos

Es importante diferenciar entre el reflujo gastroesofágico simple, más conocido como acidez, y la enfermedad por reflujo gastroesofágico que sucede cuando la condición se repite en forma frecuente.


Ver menos
Ver más

Signos y síntomas

El principal síntoma de la enfermedad por reflujo gastroesofágico es la pirosis o sensación quemante en el pecho. Si este no se presenta, puede descartarse que se trate de la enfermedad, pues todos los demás signos pueden obedecer a otras condiciones. Además de la pirosis, puede presentarse:

  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para tragar.
  • Sequedad en la garganta.
  • Sabor ácido en la garganta y la boca (“agriera”).
  • Sensación de tener la garganta obstruida.


Ver menos
Ver más

Tratamiento

Existen varios tipos de medicamentos que se utilizan en el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico y pueden ser utilizados solos o combinados:

  • Antiácidos: los antiácidos son la combinación de sales, como el bicarbonato de calcio y el hidróxido de aluminio, que funcionan neutralizando los ácidos del estómago.
  • Antagonistas H2: reducen la producción de ácidos gástricos.Este es el caso de Ranitidina, Famotidina, Cimetidina y Nizatidina.
  • Inhibidores de la bomba de protones: estos medicamentos bloquean la producción de ácido en el estómago. En este grupo se encuentran Omeprazol, Lansoprazol, Rabeprazol, Esomeprazol, Dexlansoprazol y Pantoprazol.
  • Procinéticos: ayudan a mejorar el movimiento de los músculos del estómago y los intestinos, incluyendo el esfínter gastroesofágico. En este grupo se encuentran Metoclopramida, Domperidona, Cisaprida y Cinitaprida.

Cuando el control con medicamentos fracasa, puede ser necesaria una intervención quirúrgica.
La enfermedad por reflujo gastroesofágico no tratada, puede llevar a condiciones como el esófago de Barret, en donde la mucosa del esófago va mutando progresivamente hasta hacerse similar a la estomacal o incluso producir cáncer de esófago.


Ver menos
Ver más

Prevención

Cuando los episodios de acidez estomacal se presentan con frecuencia, pueden tomarse algunas medidas para evitar que este se convierta en una enfermedad por reflujo gastroesofágico, entre otras:

  • Levantar la cabecera de la cama, de modo que al dormir inclinado, sea más difícil que los ácidos gástricos salgan del estómago.
  • No acostarse inmediatamente después de haber comido. En caso de tener el hábito de tomar la siesta puede ser más conveniente hacerlo en un asiento o una mecedora.
  • Evitar la obesidad.
  • Preferir alimentos bajos en grasas, como las frutas, verduras y carnes magras.
  • Evitar la ropa ajustada, especialmente cinturones y pantalones.


Ver menos
Ver más

Bibliografía

1. National Digestive Diseases Information Clearinghouse. Heartburn, Gastroesophageal Reflux (GER), and Gastroesophageal Reflux Disease (GERD). NIH Publication No. 07–0882. 2007. 8 pp.
2. American College of Gastroenterology. Common Gastrointestinal Problems. 6 pp.
3. Tarranzo Suárez JA. Enfermedad por reflujo gastroesofágico. Guías clínicas 2001; 1(42): 1-5.
4. University of Pittsburg Medical Center. GERD: Gastroesophageal Reflux Disease. 2006. 5 pp.


Ver menos
Ver más
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.