¿Adolescentes estresados?: cuidado, podrían desarrollar hipertensión

hipertensionb-15-06-2016
Comparte

La alta carga académica que le impone el colegio y la universidad a los adolescentes, sumado a la presión social propia de la edad y a unos padres exigentes, podrían hacer que los jóvenes no solamente se estresen, sino que también estén en mayor riesgo de desarrollar hipertensión a mediados de su vida.

La hipertensión es una condición en la que la tensión que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias, es mayor de lo que debería. La tensión arterial tiene dos cifras que se asocian con momentos específicos en los que el corazón bombea la sangre con determinada fuerza. El primero de ellos se denomina presión sistólica y el segundo presión diastólica. Se considera hipertensión a una cifra igual o mayor a 140 y 90 de la presión sistólica y diastólica, respectivamente (para conocer más de la hipertensión arterial, haga clic acá).

El problema real de la hipertensión es que, a largo plazo, puede llegar a comprometer órganos vitales como los riñones, el cerebro y el corazón. Por esta razón, los investigadores han puesto énfasis en determinar cuáles son los factores que están contribuyendo a que cada vez más, los adultos jóvenes, desarrollen esta condición. De manera específica, en un estudio realizado en más de un millón y medio de jóvenes de 18 años en Suecia en el que se evaluaron los niveles de estrés y la respuesta al mismo por parte de los jóvenes durante su adolescencia, se encontró que el estrés puede ser un factor que predisponga a la hipertensión arterial

El grupo de investigadores, liderado por el doctor Casey Crump de la facultad de medicina de Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, le hizo seguimiento al estado de salud de los jóvenes desde 1969 hasta el 2012, encontrando que aquellos adolescentes que manejaban de una manera poco adecuada el estrés, tenían un riesgo de hasta un 40% mayor de desarrollar hipertensión arterial a mitad de la vida. Específicamente, del total de 1.5 millones de jóvenes, 93.000 desarrollaron hipertensión a una edad promedio de 49 años.

Lo anterior resulta importante porque, en general, la hipertensión arterial es una enfermedad de los adultos mayores, es decir, suele aparecer en etapas avanzadas de la vida y no a una edad temprana, como lo encontró la investigación.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista ‘Heart’ a principios de febrero de 2016, encontró además que los adolescentes que tenían un índice de masa corporal alto, adicional al inadecuado manejo del estrés, tenían un riesgo tres veces mayor de desarrollar hipertensión arterial. Se debe recordar que el índice de masa corporal es una medida que correlaciona la talla y el peso para determinar si una persona se encuentra en un peso saludable, sobrepeso u obesidad. En general, cuando el índice de masa corporal se encuentra entre 18 y 25, se considera saludable, mientras que cuando está por encima de 25 corresponde a sobrepeso y, por encima de 30, a obesidad.

Los investigadores señalaron la importancia de los resultados y recordaron la necesidad de trabajar con los adolescentes para enseñarles técnicas para el manejo del estrés que les ayuden a mejorar su respuesta a las situaciones estresantes, como una posible estrategia de prevención de la hipertensión arterial. Además, recordaron la importancia de los programas que ayudan a los jóvenes a mantener un peso saludable a través de la promoción de la actividad física y la nutrición balanceada.

Referencias bibliográficas

  1. Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. MedlinePlus. Febrero, 2016.

Por: Redacción Salud, Editores Académicos SAS. Mayo 29 de 2016.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.