Apoyo durante la quimioterapia

apoyo-durante-la-quimioterapia
Comparte

La quimioterapia hace parte de muchos de los esquemas para el tratamiento de diversas formas de cáncer y consiste en la administración, usualmente por vía intravenosa, de determinados medicamentos capaces de destruir las células malignas (cancerosas).

Aunque estos medicamentos resultan muy efectivos, con frecuencia afectan el funcionamiento adecuado de muchas células sanas del organismo y es por eso que la quimioterapia puede ocasionar diversos efectos colaterales desagradables, que no es posible evitar.

Estos efectos son numerosos y su severidad es muy variable, ya que depende, entre otros factores, del tipo de quimioterapia administrada, de la duración del tratamiento, del uso de uno o varios agentes quimioterapéuticos y de las condiciones generales de salud del individuo, así como de su tolerancia los efectos de la medicación.

En algunas personas, los ciclos cortos de quimioterapia no provocan efectos mayores y las molestias más usuales son disminución del apetito, mareo, náusea, constipación o diarrea, cansancio y malestar general, las cuales a menudo son leves y transitorias.

En otras, por el contrario, estos síntomas pueden ser muy severos, a la vez que pueden acompañarse de otros tales como caída del cabello, anemia, infecciones, retención de líquidos, aftas (ulceraciones) en la boca y la garganta, hipersensibilidad o sangrado de las encías y fatiga, entre otros.

Por eso, cuando una persona es sometida a este tipo de tratamiento requiere de un apoyo especial por parte del personal médico y de la familia, que involucra diversas medidas dirigidas a controlar y reducir la severidad de los efectos colaterales de la quimioterapia, así como a ayudar a mantener un adecuado estado nutricional y las mejores condiciones físicas y emocionales posibles, lo que implica el apoyo de la familia y los seres queridos.

Algunas de estas medidas son, por ejemplo, el uso de medicamentos para reducir las náuseas y el malestar, tomar suplementos nutricionales o estimulantes del apetito y cambios en la dieta. Respecto a estos últimos, es recomendable: tomar una buena cantidad de líquidos, durante todo el día; ingerir comidas pequeñas, varias veces al día, en lugar de las tres comidas tradicionales; variar el menú, así como la forma de preparar y presentar los alimentos, para hacerlos agradables y con sabores diferentes; consumir preferencialmente alimentos de consistencia blanda, fáciles de masticar y deglutir; y evitar el exceso de grasas o de condimentos muy fuertes.

Además, el apoyo emocional y afectivo de la familia es fundamental para superar las molestias y las situaciones difíciles asociadas a la quimioterapia. En este sentido, es importante el acompañamiento constante, la comprensión y el diálogo.

Véase también:

Bibliografía:

  1. Chemotherapy and cancer treatment side effects. www.medicinenet.com/script/main/art.asp?articlekey=21716
  2. Chemotherapy drugs and side effects information-ChemoCare. www.chemocare.com/
  3. Chemotherapy effects. www.cancer.org/Treatment/TreatmentsandSideEffects/PhysicalSideEffects/ChemotherapyEffects/index
  4. Chemotherapy side effects: know what to expect. www.chemotherapy.com/side_effects/side_effects.html

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.