Aspectos nutricionales en hipertiroidismo

aspectos-nutricionales-en-hipertiroidismo
Comparte

El hipertiroidismo es una enfermedad de aparición frecuente que afecta a cerca del 0,4% de la población mundial, en especial a las mujeres, y su incidencia es difícil de establecer,  según se concluye en la “Guía de actuación clínica sobre Bocio, hipo e hipertiroidismo” dirigida por el médico de familia Dr. José Vicente Herrero Ballester.

La enfermedad tiene origen en la glándula Tiroides, productora de las hormonas Tiroxina o T4 y Triyodotironina o T3, que intervienen en multitud de procesos metabólicos en el organismo, por lo que la alteración en su función o estructura es causa de malestar que se manifiesta de forma significativa en todas las etapas de la vida, en especial durante la madurez.

Esta condición es muy compleja para el cuerpo humano ya que incrementa el consumo de oxígeno y estimula la tasa de actividad metabólica ocasionando una fuerte y repentina perdida de peso, afectando el crecimiento y la maduración de los tejidos; adionalmente se presentan alteraciones en el estado de alerta físico y mental causando nerviosismo, problemas en el sueño y calores muy fuertes.

Tipo de Alimentación

Debido al alto consumo metabólico es muy importante para quienes padecen de esta condición, llevar una dieta equilibrada que ayude a controlar la hiperactividad de la tiroides.

Para programar esta dieta es  importante tener en cuenta que existen alimentados indicados y NO indicados para los pacientes con esta afección, a continuación encontrará una guía general que le puede ayudar con la planeación de su adecuada alimentación.

Alimentos Indicados

Existen 10 tipos de alimentos especialmente indicados para quienes sufren de hipertiroidismo:

La alimentación influye mucho en nuestro estado de salud y aunque en el caso del hipertiroidismo e hipotiroidismo es necesario tomar medicación, podemos ayudar al controlar la enfermedad tomando los citados alimentos y cuidando la dieta en general.

  1. Ácidos grasos: los aceite de canola y las semillas de linaza son ideales para enriquecer al organismo de Omega3.
  2. Verduras y vegetales de hoja verde: algunos estudios han comprobado que su consumo reducen el ritmo de la tiroides. Dentro de estos se encuentran las hojas de espinaca, lechugas y col.
  3. Verduras crucíferas como el brocoli, los nabos, la coliflor o la col ayudan a reducir la producción de hormona tiroideas.
  4. Tubérculos, como la remolacha que evitan la absorción del yodo.
  5. La soya y sus sub productos ayudan a regular el funcionamiento de la glándula tiroidea.
  6. Minerales como el magnesio o el calcio.
  7. Productos ricos en proteínas para compensar la rápida pérdida de peso, siempre combinándolo con un ejercicio controlado y constante
  8. Frutas y hortalizas frescas que actúen como antioxidantes y ayudan a reponer la falta de nutrientes.
  9. Arroz integral, frutos secos o semillas, pero siempre en grano, son ricas en minerales como el zinc, mineral escencial para el organismo, del cual se bajan las reservas com resultado de la enfermedad.
  10. Lácteos, son ricos en calcio, proteínas y grasas por lo cual compensan las pérdidas de nutrientes causadas por el hipertiroidismo.

Alimentos NO Indicados

Algunos alimentos son poco recomedables para estos pacientes ya que aumentan los niveles de ciertas sustancias que intervienen en la sintesis de las hormonas tiroideas, dentro de este grupo se encuentran:

Debe tenerse especial cuidado en el menejo integral de estos pacientes ya que no cuidarse en forma adecuada pueden ocasionar complicaciones como las cardiopatías y oftalmopatías.

Quienes sufren de esta enfermedad presentan síntomas de piel caliente y húmeda por vasodilatación y por sudoración, pelo fino y a veces frágil y uñas blandas y quebradizas.

  1. Las algas marinas y los mariscos ya que contienen mucho Yodo (unas más que otras)
  2. La sal yodada.
  3. El ajo, la avena, las almendras y los pistachos.
  4. Alimentos que activen el metabolismo como: la canela, el ginseng, el mate, el café y en general todas las plantas picantes.

Véase también:

Fuentes Consultadas:

  1. http://alimentacion-salud.euroresidentes.com/2011/10/alimentacion-e-hipertiroidismo.html
  2. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000358.htm
  3. Institutos Nacionales de la Salud, FAO Y OMS
  4. http://www.saludalia.com/docs/Salud/web_saludalia/tu_salud/doc/anciano/doc/doc_tiroides.htm
  5. P. Young, B. C. Finn, J. E. Bruetman, Servicio de Clínica Médica. Hospital Británico. Buenos Aires, Argentina
  6. BOCIO. HIPO E HIPERTIROIDISMO, Guía de Actuación Clínica en A. P. Dr. José  vicente Herrero Ballester, Médico de Familia, CS Alcora
  7. http://www.san.gva.es/docs/dac/guiasap07bocio.pdf
  8. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000358.htm

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.