Consejos útiles para superar la ansiedad

consejos-utiles-para-superar-la-ansiedad
Comparte

Datos de expertos refieren que los diversos trastornos de ansiedad se presentan cada día con mayor frecuencia en nuestra sociedad actual, la cifras demuestran que las tasas de prevalencia alcanzan alarmantes resultados en nuestro mundo moderno.

Según estadísticas proporcionados por la Universidad de Virginia, cerca de 40 millones (18,1%) de estadounidenses adultos entre 18 y 54 años padecen cada año algún tipo de trastorno de ansiedad. Otras fuentes revelan que en España la tasa de población adulta afectada por esta alteración supera el 20% (casi 2 de cada 10 españoles), siendo las mujeres las más afectadas (hasta casi el doble según el último Consenso Español sobre el Trastorno de Ansiedad Generalizada). Por estas razones es necesario crear consciencia sobre los factores desencadenes de esta condición, que hacen parte de la vida diaria y que se deben aprender a enfrentar y afrontar sin que esto nos altere la tranquilidad.

La ansiedad puede provenir de distintas fuentes y mostrarse de diversas maneras, sin embargo la preocupación, los temores y el estrés son, por lo general, el gatillo disparador de una cadena de síntomas que llevan finalmente a un estado ansioso y aunque esta tendencia esta ligada a factores genéticos determinados por los tipos de personalidad más susceptibles a estos trastornos, también se pueden presentar en personas que no tienen esta tendencia pero que en un momento determinado puede sufrir trastornos de ansiedad al verse expuestas a situaciones adversas difíciles de manejar; en cualquiera de los casos y para lograr una mejor calidad de vida, es conveniente adoptar algunos hábitos que ayudarán con su manejo y evitarán verse enfrentado constantemente a esta condición.

Estos hábitos son muy fáciles de implementar e incluyen:

  • Planear las tareas cotidianas: es importante planear las actividades que se realizarán durante el día y no exigirse más de normal, pues las personas con tendencia a la ansiedad usualmente intentan realizar varias actividades de forma simultanea, comen, caminan, corren, hablan y están activas sin parar; éste comportamiento apresurado y ansioso de constante actividad psicomotora le indica al cerebro que estamos ante una situación apremiante y esto hace que responda de tal forma que aumente los niveles de estrés y ansiedad y se genere un circulo vicioso, a mayor comportamiento ansioso y apresurado, mayor estimulo de ansiedad. 
  • No comprometerse con demasiadas tareas: Llenarse de tareas no permiten disfrutar de un tiempo libre al día, es importante aprender a  determinar cuáles son las tareas más importantes y cuáles, definitivamente, no merecen la pena el esfuerzo. 
  • No dejar tareas pendientes:  algo que aumenta nuestro estado de ansiedad es saber que tenemos tareas pendientes. Cuando se postergan las tareas éstas se van acumulando y se convierten en una fuente innecesaria de tensión. Cuando se realizan las tareas en la misma medida en que se presentan, estaremos eliminando de nuestra vida una fuente de ansiedad.
  • Controlar los movimientos repetitivos propios de la ansiedad: Cuando estamos ansiosos la tendencia a realizar movimientos como jugar nerviosamente con los objetos que están a nuestro alrededor, mover incesantemente los pies o las manos  y caminar de un lado al otro son conductas que contribuyen a que el cerebro aumente la ansiedad. Por ello, es importante permanecer atentos a la aparición de estos movimientos y aprender a controlarlos conscientemente, así disminuirá el estimulo a nivel cerebral y se logrará mayor estabilidad y menor ansiedad.
  • Reservar tiempo diariamente para las actividades que más nos gustan: Con mucha frecuencia las personas ansiosas no se dedican tiempo a sí mismas, esto puede generar tristeza, frustración y ansiedad especialmente si la mayoría de las actividades cotidianas no son totalmente de nuestro agrado. Cuando realizamos alguna tarea que realmente nos gusta el cerebro libera sustancias que no sólo nos hacen sentir bien sino que también nos relajan.
  • Re educar el cerebro: la tensión constante es percibida por nuestro sistema nervioso como una amenaza que estimula la producción de sustancias que  generan mayor ansiedad, por esta razón es importante re educar a nuestro cerebro mediante pensamientos e ideas positivas, dejando atrás los pensamientos perfeccionistas y la preocupación extrema por los acontecimientos venideros, ayudando a nuestro sistema a re establecer el equilibrio interno. Para controlar la ansiedad no basta con regular los movimientos del cuerpo o con emprender las tareas de una forma más pausada; es importante lograr un cambio interior donde aceptemos que la vida es cambiante y que lo ideal es permanecer con una actitud positiva que permita disfrutar de cada momento de la vida, independiente de que se logren o no las metas propuestas, lo importante es hallar la paz interior y la estabilidad emocional, de esta forma podremos enfrentar el reto de vivir. 
  • Realizar técnicas de relajación: ayudan a combatir el estrés y la ansiedad porque permiten relajar los músculos, controlar la respiración y tener mayor control de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Léase también:

Fuentes Consultadas

  1. Miguel A. Vallejo Pareja1. Clínica y Salud v.19 n.3 Madrid dic.-ene. 2008.
  2. Libro de Psicología, Como superar la ansiedad. Publicado en Febreo de 2013 por la Dra. Jeniifer Delgado
  3. Consejos de autoestima: Como superar la ansiedad. http://mejorarautoestima2.wordpress.com/2011/08/20/consejos-de-autoestima-como-superar-la-ansiedad/

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.