Cuando las alergias afectan a los niños: cómo detectarlas y manejarlas.

cuando-las-alergias-afectan-a-los-ninos--como-detectarlas-y-manejarlas-
Comparte

El niño alérgico es un motivo de preocupación permanente para los padres. Especialmente, en una época en la que la frecuencia de las enfermedades alérgicas ha aumentado con el tiempo y en todo el mundo.

¿Por qué aparecen las alergias? ¡Vaya! es una situación compleja, porque aquí intervienen los propios sistemas de defensa que tenemos las personas, a nivel celular y molecular, en interacción, contacto o reacción con los más diversos elementos del entorno: los elementos, las comidas y bebidas, lo que olemos y tocamos, los medicamentos que nos prescriben, los tóxicos a los que –desafortunadamente- nos vemos expuestos.

A esto hay que sumarle la carga genética, es decir, nuestra herencia biológica de fortalezas y susceptibilidades transmitidas de padres a hijos, cuya real magnitud apenas empiezan a estudiar los científicos.

En conjunto las denominadas “atopias”, es decir alergias que afectan de igual forma la piel, el árbol respiratorio, el tracto digestivo y el sistema osteomuscular, en algunos casos son inmediatamente visibles, en forma de estornudos, ronchas en la piel, rasquiña o prurito y urticaria; en otros, sus síntomas son debilitantes y tardan años en hacerse manifiestos.

Dependiendo de cada enfermedad, las estadísticas varian; por ejemplo, la frecuencia de asma en niños es de 10%-20% según los países; la de atopía, hasta 25% en bebés y niños de corta edad. De otras condiciones ni siquiera se tienen estadísticas, ya que una sustancia que puede causar alergia en un niño puede no hacerlo en otro, dos niños pueden reaccionar en forma diferente a, digamos, un antibiótico (en uno, apenas unas ronchas en la piel; en otro, literalmente ampollas).

Así, aunque no se pueda evitar totalmente lo que somos o el contacto con nuestro medio (¡tendríamos que vivir en una burbuja!), sí es posible saber –por ejemplo- que los padres heredan las alergias a sus hijos en un 25%-30% de los casos. Que cuando los padres fuman, pueden causar dificultades a los niños en un 10%-50% de los casos. Que a un lactante no se le debe dar cereales, pescado, carnes, huevo o leche de vaca, sino solamente leche materna. Que la humedad en las paredes, una casa muy fría o con mucho polvo son causa de problemas en el 35%-60% de los casos. Que tener plantas en la casa o peluches dentro de la habitación puede causar alergia en casi todos los niños.

La decisión, por tanto, dentro lo evitable, está en los padres de familia, por ello es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones: 

  • Evitar contacto con el alérgeno. 
  • No permitir que las mascotas entren ingresen a las habitaciones
  • Retira las alfombras de la habitación (las superficies duras acumulan menos polvo).
  • Usar cortinas ligeras
  • Limpia frecuentemente.
  • Utilizar fundas especiales para cubrir las almohadas y colchones.

Véase también:


Fuente: 

López Pérez G, Morfín Maciel BM, Huerta López J, López López J, Rivera Pérez JL, López Medina L, et al. Risk factors related to allergic diseases at Mexico City. Rev Alerg Mex. 2010;57(1):18-25.
Sicherer S, Sampson HA. Journal of Allergy and Clinical Immunology 2010 Feb 125 (2 suppl2) S116-25.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.