Desorientación

Comparte

La orientación involucra tres dimensiones: persona, tiempo y lugar. Por medio de las cuales la persona tiene conciencia de sí mismo y los demás, de su ubicación en el tiempo y en el espacio. Cuando alguien tiene dificultad para ubicarse en una de estas tres dimensiones, se dice que está sufriendo de desorientación.

La desorientación puede involucrar una o las tres dimensiones, sin embargo, en la mayoría de los casos comienza por la pérdida de conciencia sobre el día en que está, luego sobre el lugar en que se encuentra y, finalmente, sobre quién es o las personas que lo rodean.

La desorientación puede aparecer repentinamente o desarrollarse gradualmente, con el tiempo.


Causas

La falta de orientación es un síntoma de perturbación neurológica que puede deberse a diferentes factores:

  • Enfermedades neurológicas: como el Alzheimer, los diferentes tipos de demencia, accidente cerebrovascular, etc.
  • Condiciones psiquiátricas: depresión, ansiedad, estrés postraumático, síndromes psicóticos, desórdenes disociativos.
  • Intoxicaciones y abuso de sustancias: especialmente alcohol y alucinógenos.
  • Lesiones traumáticas del cerebro: como la amnesia después de un accidente.


Tratamiento

En la actualidad, no se conoce a ciencia cierta qué región del cerebro es responsable de la conciencia de sí mismo y de la orientación, por lo que el tratamiento se orienta a:

  • Enfrentar las enfermedades de base que llevan a la desorientación: en este caso se utilizan diferentes medicamentos que regulan la función de los neurotransmisores, que son sustancias químicas no presentes en el cerebro y que son responsables de su buen funcionamiento.
  • Apoyo psicosocial: la psicoterapia ayuda a que la persona reconstruya su realidad y sus relaciones, con base en información de personas cercanas y elementos que le permiten ubicarse dentro de su historia personal.
  • Suplementación nutricional: estudios actuales han demostrado que la suplementación con antioxidantes, ácidos grasos (EPA, AA y DHA), contribuye a conservar y mejorar las funciones cognitivas.


Consulte con su médico.

Léase también

Fuentes

  1. Fauci, Anthony S., et al. Harrison's Principles of Internal Medicine. 17th ed. United States: McGraw-Hill Professional, 2008.   
  2. Berrios GE. Disorientation States in Psychiatry. Comprehensive Psychiatry 1982; 23(5): 479-491.    
  3. Rodríguez A, Solano M. Nutrición y Salud Mental: Revisión Bibliográfica. Revista del Postgrado de Psiquiatría UNAH.2008; 1(3).
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.