Diez desencadenantes de alergia en niños

diez-desencadenantes-de-alergia-en-ninos
Comparte

El término alergia se refiere a una reacción exagerada por parte del sistema inmune frente a una sustancia externa que habitualmente no es dañina, generando una respuesta inflamatoria en la piel, la vía aérea o el tracto gastrointestinal.

El sistema inmune, a través de unas proteínas llamadas anticuerpos, es el encargado de proteger el cuerpo de elementos nocivos que pueden causar infecciones y otras enfermedades; pero en el caso de las alergias, este reacciona frente a una sustancia que no es dañina, llamada alérgeno.

Las alergias son muy comunes en la población infantil y en ellas juegan un rol protagónico tanto los genes del niño como el medio ambiente (ver más: Alergia).

Lo más importante del tratamiento de las alergias es evitar a toda costa las sustancias que las desatan. Adicionalmente —y a pesar de que las alergias no tienen cura— existen medicamentos orales, en gotas oftálmicas y spray nasal que alivian los síntomas. Los más utilizados son los antihistamínicos (como la loratadina y la cetirizina), los descongestionantes (como la pseudoefedrina y la fenilefrina) y los modificadores de leucotrienos (que reducen la inflamación de la vía aérea). Las reacciones anafilácticas suelen requerir epinefrina de manera inmediata.

Pero, ¿cuáles son estos tan nombrados alergenos? A continuación se enumeran los diez más frecuentes en la población pediátrica, algunos de los cuales ya han sido nombrados:

  1. Pelo animal: en su mayoría, estos alergenos proceden de animales domésticos de sangre caliente. Cuando el animal se lame, la saliva se deposita en el pelo y, a medida que se seca, las partículas proteicas transportadas por el aire se adhieren a los tejidos del domicilio, provocando alergia en quien entre en contacto con ellas.
  2. Plantas y polen: los árboles, los arbustos, el pasto, etc. liberan partículas de polen al aire (para fecundar otras plantas) las cuales pueden causar alergias.
  3. Látex: el material de los guantes y otros artículos de uso hospitalario también puede producir alergias.
  4. Picaduras de insectos: en la mayoría de los niños, una picadura de insecto (como una abeja) solo produce inflamación y picazón pero, en un paciente alérgico al veneno de determinado insecto, puede originar alergias.
  5. Medicamentos: de estos, los antibióticos son los que ocasionan más alergias.
  6. Alimentos: en los niños, las alergias más comunes son las alergias alimentarias las cuales se adquieren casi siempre durante el primer año de vida. Unos de los alimentos más asiduamente implicados son la leche de vaca, el huevo, el pescado, los mariscos, las nueces, la soya y el trigo. Las proteínas de estos alimentos son las responsables de las alergias.
  7. Polvo: los ácaros, el principal componente del polvo doméstico, son insectos microscópicos que viven en el ambiente y se alimentan de los millones de células de piel muerta que se desprenden cada día; son los mayores responsables de las alergias al polvo.
  8. Moho: está compuesto por hongos que proliferan en ambientes cálidos y húmedos, tanto en interiores (lugares oscuros y mal ventilados) como en exteriores (zonas mal drenadas donde se acumula el agua o la humedad), y que pueden suscitar alergias.
  9. Sustancias químicas: algunos pesticidas y algunos productos de belleza y de limpieza (como detergentes para la ropa) provocan reacciones en los niños alérgicos a sus componentes.
  10. Cucarachas: también son alergenos que se pueden encontrar en los domicilios, sobre todo en áreas urbanas.

Si bien los desencadenantes son muy variados, independientemente de la causa, las alergias son una amenaza diaria en la población infantil. Por esto, es importante que niños y padres estén alerta, evadan dichos desencadenantes y estén preparados para actuar cuando sea necesario.

Véase también

Referencias bibliográficas

Kids Health. Todo sobre las alergias. 2007. Recuperado el 19 de junio de 2015 de: http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/allergy_esp.html#

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Junio 19 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.