Dolor articular

Comparte

El dolor articular es el dolor que se experimenta en las articulaciones; puede ser leve y causar molestias mínimas o ser severo causando, incluso, incapacidad total para el movimiento de la articulación. El dolor es la manifestación más común de las enfermedades articulares.

Causas

El dolor en las articulaciones puede ser producto de numerosas lesiones y enfermedades, entre otras:

  • Lesiones físicas: Fracturas, torceduras o esguinces.
  • Procesos infecciosos: Síndrome de Epstein-Barr, hepatitis, influenza, sarampión, varicela, paperas, entre otras.
  • Enfermedades degenerativas de las articulaciones: Artrosis, osteoartritis o gota.
  • Inflamación de las estructuras articulares: Bursitis, tendinitis.
  • Sobre esfuerzo y movimientos bruscos.
  • Postura inadecuada.

Tratamiento

El tratamiento del dolor articular tiene dos objetivos, aliviar el dolor y controlar la condición subyacente que lo produce; en este sentido, el médico tratante debe decidir, de acuerdo a la severidad del dolor y su causa, cual es la mejor opción. Entre otros, el tratamiento del dolor articular puede incluir:

  • Medicamentos analgésicos: Preparaciones específicas para el dolor como acetaminofén, ácido acetilsalicílico (aspirina), ibuprofeno.
  • Antiinflamatorios no esteroideos: En muchos casos el dolor articular está acompañado de inflamación, el uso de medicamentos como Diclofenac, Naproxeno, Nimesulida, Piroxicam y Meloxicam, pueden ser indicados en su tratamiento y ser administrados como tabletas o ungüentos.
  • Terapias físicas y de estimulación: Como la acupuntura, el masaje, la quiropráxia, la estimulación eléctrica con láser o con radiofrecuencias y el ejercicio dirigido.
  • Aplicar frio y calor: Cuando el dolor es producto de una lesión leve, la aplicación de hielo o compresas frías durante 20 minutos tres veces al día, seguido de la aplicación de compresas calientes, puede ayudar.
  • Los antiinflamatorios no esteroides, que son fáciles de conseguir en el mercado y realmente efectivos contra la inflamación y el dolor, pueden causar daño gastrointestinal, hepático y renal. La posibilidad de este daño aumenta cuando se toman en forma crónica y puede llevar a que se presenten úlceras, insuficiencia renal y hepática. Algunos de estos medicamentos vienen en forma de cápsulas blandas lo que permita que sea fácil de digerir y se disuelva rápidamente en el estómago, de modo que el medicamento, finalmente, actúa en menor tiempo.


Consulte con su médico.

Fuentes

  1. Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER).Joint pain. http://www.mayoclinic.com/health/joint-pain/MY00187. Recuperado Octubre 8 de 2011.
  2. MedlinePlus. Dolor articular. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003261.htm. Recuperado Octubre 8 de 2011.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.