El hipertiroidismo podría aumentar el riesgo de aborto y de muerte fetal

el-hipertiroidismo-podria-aumentar-el-riesgo-de-aborto-y-de-muerte-fetal
Comparte

El hipertiroidismo es una enfermedad que se caracteriza por niveles elevados de la hormona tiroidea en el organismo. Sus síntomas varían ampliamente y si no se establece un tratamiento oportuno y adecuado, puede llevar a desarrollar enfermedades como arritmias cardiacas u osteoporosi

Si bien en el pasado se habían reportado algunos casos de mujeres con hipertiroidismo que presentaban pérdida del embarazo, las investigaciones no habían establecido una asociación clara entre las dos entidades. No obstante, en un estudio desarrollado en Dinamarca y publicado en septiembre de 2014 en la prestigiosa revista “European Thyroid Journal” (Revista Europea de la Tiroides), se encontró una correlación importante entre el hipertiroidismo en la madre y el aborto espontaneo (en los dos primeros trimestres) o la muerte del feto (en un estado avanzado del embarazo). (Ver también: Hipertiroidismo)

El estudio, conducido por el Hospital Universitario de Aalborg, siguió a más de un millón de mujeres entre 1997 y el 2008, que habían sido diagnosticadas con hipertiroidismo, incluso, hasta dos años después de tener un aborto espontáneo o una muerte fetal. En el estudio los investigadores consideraron que el aborto espontáneo era todo aquel que sucedía antes de la semana 22 de la gestación y las muertes fetales, aquellas que se presentaban después de dicha semana.

El estudio encontró que en las mujeres a las que se les había diagnosticado hipertiroidismo antes o durante el embarazo, presentaron un mayor número de casos de aborto espontáneo o muerte fetal. De igual forma, el estudio evidenció que las mujeres a las que se les diagnosticó hipertiroidismo después del embarazo (hasta dos años después), presentaron más episodios de muerte fetal que las mujeres a las que no se les había diagnosticado.

Hasta el momento se conocía que el aborto espontáneo y las muertes fetales eran causadas por alteraciones genéticas graves o por algunas condiciones que afectaban a la madre como infecciones, hipotiroidismo, diabetes, síndrome de ovario políquístico, entre otras (ver también: aborto), pero no se había logrado establecer una asociación clara entre el hipertiroidismo como un factor de riesgo.

El equipo de investigación, liderado por el doctor Andersen, concluyó que las mujeres con hipertiroidismo también tienen un riesgo elevado de presentar estas condiciones durante la gestación. Sin embargo se señaló que esta asociación se puede deber a la detección tardía de la enfermedad o a un tratamiento inadecuado, tanto antes como durante el embarazo.

El aporte de esta investigación es significativo, en tanto que permitirá fortalecer las prácticas de prevención, control y seguimiento a mujeres gestantes que existen en los diferentes países.

Se debe recordar que el hipertiroidismo se puede tratar mediante medicamentos anti-tiroideos, que reducen la cantidad de la hormona tiroidea; también con el uso de yodo radioactivo, que destruye las células de la glándula tiroides hiperactivas; agentes beta-bloqueadores, medicamentos que limitan la acción de la tiroxina en los órganos y tejidos del cuerpo; o mediante cirugía. Sin embargo, no todos estos se pueden administrar durante o antes del embarazo, porque podrían alterar el normal desarrollo del feto. Por ello se recomienda que antes de buscar un embarazo, se consulte al médico para realizar todas las pruebas de rutina e instaurar los tratamientos más apropiados para un embarazo sano y sin complicaciones.

Véase también:

Bibliografía:

  1. Andersen SL, Olsen J, Wu CS, Laurberg P. Spontaneous Abortion, Stillbirth and Hyperthyroidism: A Danish Population-Based Study. European Thyroid Journal. 2014.

Redacción Salud. Editores Académicos SAS.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.