Fiebre

fiebre
Comparte

Es el aumento de la temperatura corporal mayor de 37ºC y su causa más frecuente son las infecciones, por bacterias o por virus, en alguna parte del cuerpo.

La fiebre es una respuesta normal del organismo a la presencia de gérmenes o sustancias extrañas, de modo que hace parte de los mecanismos de defensa del cuerpo; por lo general, se acompaña de otras manifestaciones, entre ellas una sensación transitoria de frío, que usualmente precede al aumento de la temperatura de la piel, palidez (sobre todo del rostro, las manos y los pies), sudoración, incremento de los latidos del corazón (taquicardia) y del ritmo de las respiraciones, malestar general, sed y, en ocasiones, temblores debidos a la contracción de los músculos (escalofrío).

Para saber si una persona tiene fiebre es preciso tomar la temperatura, mediante un termómetro (de vidrio o digital), ya sea en la boca (temperatura oral) o en la axila (temperatura axilar).

De acuerdo al grado de aumento de la temperatura, la fiebre puede ser leve (también llamada febrícula) si no es de 37,2ºC a 38ºC, moderada si está entre 38,1ºC y 39,4ºC y alta si es superior a 39,4ºC. 

En general, la fiebre menor de 39ºC no reviste mayor gravedad y puede manejarse mediante sencillas medidas para bajar la temperatura, como tomar abundantes líquidos, bañarse con agua tibia y tomar medicamentos antipiréticos como el paracetamol (acetaminofén). No es conveniente abrigarse demasiado ni colocar hielo o compresas frías (humedecidas con alcohol) sobre la piel porque esto es contraproducente ya que aumenta la fiebre, en lugar de aliviarla.

En los adultos, las principales causas de fiebre son las infecciones de las vías respiratorias (rinofaringitis, sinusitis, neumonía), las infecciones urinarias, la apendicitis, la exposición excesiva al sol y el denominado golpe de calor, que consiste en una brusca elevación de la temperatura corporal, a veces ocasionada por ciertos medicamentos.

Es conveniente que los adultos acudan al médico si la fiebre no disminuye con las medidas mencionadas, si persiste por encima de 38,5ºC durante varias horas, si la temperatura es mayor de 39ºC o si se acompaña de dolor (en la garganta o el abdomen, por ejemplo) y si en la piel aparece un brote (salpullido) o hematomas, porque en tales circunstancias la fiebre puede indicar que existe una infección seria o alguna otra enfermedad grave.

Véase también:


Bibliografía:

  1. Fever - Mayo Clinic. http://www.mayoclinic.com/health/fever/DS00077
    2. Fever: symptoms, causes and treatment - MedicineNet. http://www.medicinenet.com/aches_pain_fever/article.htm
    3. Fever - emedicinehealth. http://www.emedicinehealth.com/fever_in_adults/article_em.htm


Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.