Fumar aumenta la probabilidad de sufrir epicondilitis

fumar-epicondilitis-mes-xxv
Comparte

La epicondilitis es la inflamación de los músculos que se insertan en dos estructuras conocidas como epicóndilos. Los epicóndilos están localizados en la región del codo en el hueso llamado húmero (el hueso que conecta el hombro con el codo). Se divide en epicondilitis lateral (también llamada codo de tenista) y epicondilitis medial (codo de golfista) dependiendo de los músculos afectados (ver más: Epicondilitis).

En general, lo que ocurre en la epicondilitis es que hay una agresión repetitiva y prolongada en los músculos que se insertan en los epicóndilos lo que genera lesiones que no se recuperan pues la agresión continúa. Lo anterior conduce a inflamación, debilidad, dolor y dificultad para mover el brazo. 

Dentro de los factores que se han relacionado con la aparición de la enfermedad están la edad entre los 45 y 54 años, la obesidad, los traumas, el tabaquismo, los movimientos repetitivos durante más de dos horas al día, las tareas como cargar pesos de más de 20 kilos y no realizar estiramiento antes de una actividad física.

El diagnóstico de epicondilitis se realiza con base en la historia clínica y el examen físico y el tratamiento consiste en guardar reposo del brazo comprometido, aplicarse hielo, hacer terapia física, tomar medicamentos para la inflamación y el dolor y, en ocasiones, usar brazaletes de contrafuerza.

Investigadores en Estados Unidos realizaron un estudio con el objetivo de determinar si efectivamente hay una asociación entre la incidencia de epicondilitis el consumo de tabaco. Los investigadores dividieron a los participantes del estudio en dos grupos: en el primero se encontraron 65 pacientes con epicondilitis lateral y en el segundo —o grupo control— se encontraron 217 participantes sin epicondilitis pero con otras afecciones de la extremidad superior. 

La incidencia de tabaquismo en los pacientes con epicondilitis fue comparada con la incidencia de tabaquismo en los participantes sin la enfermedad. 

De los pacientes con epicondilitis, el 46,2% eran no fumadores, el 35,4% eran exfumadores y el 18,5% eran fumadores al momento del diagnóstico. De los participantes del grupo control, el 55,8% eran no fumadores, el 20,7% eran exfumadores y el 23,5% eran fumadores al momento del diagnóstico. 

En comparación con el grupo control, la probabilidad de que un paciente con epicondilitis fuera fumador actual o exfumador fue 1,45 veces mayor; sin embargo, dicha diferencia no fue estadísticamente significativa. Entre la gente que no fumaba al momento del diagnóstico, la probabilidad de ser exfumador fue 2,28 veces mayor en los pacientes con epicondilitis que en el grupo control; esta diferencia sí fue estadísticamente significativa. 

Los resultados de este estudio sugieren una relación entre el tabaquismo y la epicondilitis lateral a pesar de que se requieren más investigaciones que establezcan la naturaleza exacta de la asociación. Un argumento más que se suma a la lista de razones para no fumar.

Véase también: 

Los medicamentos tradicionales para el manejo de la bursitis siguen siendo los mejores
Cinco formas de prevenir la bursitis
Terapias alternativas que contribuyen con el tratamiento de la artritis
Yoga para una vida saludable
Importancia del diagnóstico temprano en artritis reumatoide
Ejercicios y dieta para la artritis

Referencias bibliográficas

Michienzi AE, Anderson CP, Vang S, Ward CM. Lateral Epicondylitis and Tobacco Use: A Case-Control Study. Iowa Orthop J. 2015;35:114-8.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 21 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.