Hijos adolescentes

hijos-adolescentes
Comparte

Al inicio de la adolescencia, los jóvenes empiezan a formar sus propios conceptos sobre la vida, sus principios y valores de acuerdo con la formación que se hayan recibido de sus padres y comienzan a adoptar las conductas de sus pares, buscando constantemente su aceptación, siendo su círculo de amigos más importantes a la hora de elegir opciones. Así mismo desean experimentar una mayor independencia de sus padres, por lo que son más vulnerables a riesgos como la drogadicción, la delincuencia, el embarazo no deseado, el tabaquismo, alcoholismo y otras conductas asociales.

A pesar de que es un período conflictivo entre padres e hijos, debido al carácter enérgico e idealista de los adolescentes, también es un período en el que los padres pueden fortalecer el proceso de maduración y formación de sus hijos para que logren ser parte activa dentro de la sociedad.

Como su hijo adolescente se convertirá pronto en un adulto, usted debe guiarlo para que se comporte y actué con prudencia, sin correr riesgos y de acuerdo a los principios éticos de su familia. Lo más importante es considerar el foco diferencial de cada persona, ya que no todos los adolescentes presentan los mismos signos psicológicos y conductuales, por lo tanto el manejo de conflictos que deben realizar los padres depende del tipo de conducta que adopte cada uno de sus hijos.

¿Cómo relacionarse con su hijo adolescente?

En la relación padres e hijos, la clave del éxito está en el dialogo, la comunicación asertiva y la confianza. Debemos confiar en nuestros hijos, aunque nos resulté difícil o arriesgado, finalmente ellos son el reflejo de la educación que les hemos dado. Si su hijo le confía por primera vez algo sinceramente, así usted lo considere inadecuado, no arme escándalo ni lo agreda físicamente, trate de explorar las razones de ese comportamiento, de dialogar y revisar opciones de castigo, de otra forma es probable que el chico no vuelva a confiar en usted y perderá la opción de conocer lo ocurre en su entorno y saber por el mismo que sucede en su vida.

A medida que los adolescentes van madurando, empiezan a pensar de un modo más abstracto y a crear su propio código ético y escala de valores. Es entonces cuando empiezan a afirmar sus propias opiniones con fuerza y a discrepar del control paterno.

Consejos para la crianza de su hijo adolescente

Existe una serie de pautas, que permite a los padres realizar un acompañamiento efectivo en el proceso de crecimiento de sus hijos, dejándolos vivir sus propias experiencias, sin descuidarlos; por esto se recomienda tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Establezca normas dentro de la familia, esto permite el control y fomenta el carácter de sus hijos.
  • Supervise lo que ve y lo que lee su hijo, aún más con el uso de tecnología y las redes sociales.
  • Permanezca atento a identificar la existencia de los siguientes signos de alarma: aumento o pérdida de peso en exceso, problemas del sueño, cambios rápidos y drásticos en la personalidad, cambio repentino de amigos, faltas continuas  a clase, calificaciones bajas, ideas suicidas, indicios de consumo de alcohol, drogas o cigarrillo, problemas con la ley y vinculación a grupos o pandillas urbanas.
  • Respete la intimidad de su hijo, es bueno controlar pero no se extralimite revisando su dormitorio, su diario o su correo electrónico.
  • Dialogue con su hijo de temas relacionados con el sexo, drogas, alcohol y tabaco, antes de que se expongan a estos.
  • Conozca sus amigos y los padres de sus amigos.
  • Mantenga una comunicación habitual con sus hijos.
  • De buen ejemplo, recuerde predicar y aplicar las buenas acciones y comportamientos.
  • Transmita optimismo en el dialogo, evite frases negativas.
  • Lea bibliografía sobre el tema y recuerde su propia adolescencia, con el fin de comprender sus cambios y acompañarlo en su proceso de maduración  de forma efectiva.

No existen criterios educativos que sean efectivos para todos los hijos, ni consejos estándar para los padres, cada adolescente es distinto, solo a través de la educación, la tolerancia y la paciencia es posible un crecimiento saludable.
La educación hacia un proyecto de vida con una escala de valores y objetivos definidos le permitirá a su hijo ser autónomo e independiente y tomar sus propias decisiones y dirigir su destino de manera responsable.

Véase también:

Fuentes Consultadas

  1. D'Arcy Lyness, PhD. Hablar con tus padres u otros adultos. Teens Health. Agosto 2009. Disponible en: http://kidshealth.org/teen/en_espanol/mente/talk_to_parents_esp.html
    Mestre, M; Tur, A; Samper, P; Nácher, M y Cortés, M. Estilos de crianza en la adolescencia y su relación con el comportamiento prosocial. Rev. Latinoam. Psicol.v.39n.2Bogotá Ago.2007 [Internet]. [Fecha de publicación: Agosto 2007]. Disponible: http://www. redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp
    Rodrigo, M; Márquez, M; García, M; Mendoza, R; Rubio, A; Martin, J y Martínez, A. Relaciones padres-hijos y estilos de vida en la adolescencia. Psicothema 2004. Vol. 16, nº 2, pp. 203-210[Internet]. [Fecha de publicación: 2004]. Disponible: http://www.psicothema.com

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.