Hiperactividad infantil un trastorno manejable

hiperactividad-infantil-un-trastorno-manejable
Comparte

La hiperactividad es el trastorno de origen neurobiológico más frecuente en la infancia y se caracteriza por ser un desequilibrio entre la dopamina y la noradrenalina, que son dos neurotransmisores cerebrales, lo cual afecta las áreas responsables del autocontrol y la inhibición del comportamiento inadecuado.

Los niños hiperactivos se caracterizan porque siempre están en movimiento y les cuesta mucho trabajo concentrarse en una sola actividad, por lo que generalmente tienen bajo rendimiento académico, aunque posean un alto nivel de inteligencia.

Este comportamiento se conoce en el ambiente médico como Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (TDAH) que afecta a cerca del 3% al 7% de la población infantil  y supone un grado mayor de dificultad en muchas facetas del desarrollo normal del niño, debido a su aparente desmotivación, mala conducta y falta de atención.

Aunque los factores biológicos no genéticos y ambientales juegan un papel importante en el desarrollo de la hiperactividad se ha logrado establecer que es el componente genético el que determina hasta en el 75% el trastorno. La presencia del TDAH en algún miembro de la familia se considera un factor de riesgo para los descendientes, en especial por la línea materna (madre o abuelos maternos) porque el componente genético femenino es mucho más propenso a desarrollarse en el pequeño durante el tiempo de su gestación.  

El 80% de los niños que presentan hiperactividad seguirán padeciéndola en la adolescencia y de estos entre el 30% y el 65% seguirán con esta misma condición en la edad adulta, aunque las manifestaciones irán cambiando de acuerdo a la edad.

Las causas que generan la hiperactividad no pueden hacerse desaparecer, sin embargo si es posible manejar e incluso eliminar las consecuencias negativas que produce este trastorno y lograr con un buen tratamiento mejorar el grado de atención y la percepción de sí mismo (autoestima) y del entorno.

Para manejar en forma adecuada a pacientes con TDAH  es necesario  reconocer que se trata de personas normales, que presentan dificultades para mantenerse atentas, lo que genera un bajo rendimiento académico y comportamientos inadecuados que pueden distraen a sus compañeros.

No debe catalogarse a los niños hiperactivos como niños “problema”, lo conveniente es detectar la condición y prestar apoyo emocional y terapéutico ya que sencillamente se trata de personas que actúan de forma acelerada, por lo que es necesario brindarles una atención especial que les permita canalizar toda esa energía hacia el logro de sus metas.

Tratamiento

Solo un buen tratamiento podrá mejorar el comportamiento hiperactivo y las afecciones del intelecto (comórbidas). El primer paso es evitar el rechazo por parte de los padres ya que  solo conduce a que el niño tenga problemas de concentración, que pierda fácilmente el interés y que no termine sus tareas correctamente. Esto hace que su rendimiento sea menor al de sus compañeros.

Existen factores que pueden ayudar a manejar el trastorno como el diagnóstico temprano, una educación coherente por parte de los padres, la transmisión de valores positivos y la estabilidad familiar, que inciden favorablemente en mantener un adecuado nivel de autoestima en el infante o adolescente.

En el aspecto educativo es importante un adecuado conocimiento del problema por parte de los padres y profesores con el fin de que adapten las actividades de acuerdo a las pautas que dé el infante. Es decir, buscando que el sistema se adapte al alumno  y no el alumno al sistema. 

Para la formación de los hiperactivos es importante que los padres cuenten con una red de apoyo (EPS, psicólogo, psiquiatra, terapeuta educacional) que les permitirá intercambiar experiencias y entender mejor el comportamiento de sus hijos.

Esta no solo es una buena recomendación, sino que en muchos casos es indispensable, ya que los niños con TDAH son incomprendidos a nivel familiar y social y con ellos se presenta el mayor porcentaje de suicidios.

En Colombia existen programas de reeducación financiados por las Empresas Promotoras de Salud – EPS -  para los padres y los hijos que les enseñan a tener un adecuado diálogo y una respuesta positiva en su aprendizaje. 

Véase también:


Fuentes  

  1. Manual Hiperactividad Infantil
  2. Dr. Joaquín Díaz Atienza. Psiquiatra Infantil. Unidad de Salud Mental Infanto - Juvenil (Almería, España)
  3. http://www.paidopsiquiatria.com/manual/hiper1.PDF
  4. www.hiperactividadinfantil.com 

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.