¿La cerveza me hace engordar? ¿Mito o realidad?

la-cerveza-me-hace-engordar-mito-o-realidad
Comparte

La obesidad es uno de los mayores problemas de salud en la actualidad pues no sólo afecta a millones de adultos y niños en todo el mundo, sino que está asociada al desarrollo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes, las cuales, a su vez, constituyen una de las causas más frecuentes de muerte entre los adultos del hemisferio occidental.
Ahora bien, por mucho tiempo se ha considerado que el consumo de bebidas alcohólicas y en particular de cerveza, favorece el aumento de peso y el depósito de grasas en el abdomen, la conocida “barriga de bebedor de cerveza”. 

Sin embargo, las investigaciones realizadas en los últimos años indican que la cuestión no es tomar cerveza, sino la cantidad consumida. De acuerdo con los resultados de un estudio científico realizado por miembros del Centro para Salud y Sociedad de la Universidad de Londres, el consumo moderado de cerveza (es decir, no más de 3 litros de cerveza por semana) no provoca un aumento significativo del peso ni aumenta la grasa abdominal; en esta investigación, que incluyó a 2.000 hombres y mujeres, de 25 a 64 años de edad, los autores no encontraron ninguna relación entre el hecho de beber cerveza y el perímetro abdominal o el índice de masa corporal (IMC), que son dos medidas indicativas de sobrepeso y obesidad.

Por otra parte, según el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA) de Estados Unidos, numerosas investigaciones han demostrado que el consumo excesivo de alcohol definitivamente favorece el desarrollo de obesidad abdominal, la cual constituye uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares (angina de pecho, infarto del miocardio, hipertensión arterial), la trombosis cerebral y la diabetes. En algunos estudios, tomar más de 3 litros de cerveza por semana o 2-3 unidades/día está asociado a un incremento del IMC y a una mayor acumulación de grasa en el abdomen.

El hecho es que si bien la cerveza carece de grasas, contiene (en promedio) 4% de alcohol y 6% de carbohidratos no fermentados (aproximadamente 10 gramos totales por 250 ml), de modo que un vaso de cerveza brinda alrededor de 120 kilocalorías. En consecuencia, si una persona consuma regularmente grandes cantidades de cerveza ingiere muchas calorías y el exceso de éstas se almacena en el organismo en forma de grasas, lo que ocasiona obesidad

Es por ello que moderar el consumo de alcohol hace parte de las recomendaciones para perder peso.

Véase también:


Fuentes

  1. Jeon KJ, Lee O, Kim HK, Han SN. Comparison of the dietary intake and clinical characteristics of obese and normal weight adults. Nutr Res Pract 2011; 5: 329-36.
    2. Hainer V, Toplak H, Mitrakou A. Treatment modalities of obesity. What fits whom? Diabetes care 2008; 31 (Suppl 2): S269-77.
    3. Bobak M, Skodova Z, Marmot M. Beer and obesity: a cross-sectional study. Eur J Clin Nutr. 2003; 57: 1250-3.
    4. Aronne LJ. Clasification of obesity and assessment of obesity-related health risks. Obesity Research 2002; 10 (Suppl 2): 105-15.
    5. BBC NEWS | Health | Why the beer belly may be a myth. http://news.bbc.co.uk/2/hi/health/3175488.stm
    6. The pros and cons of drinking beer. http://www.dumblittleman.com/2008/02/pros-and-cons-of-drinking-beer.html
    7. Is beer consumption responsable for the beer belly? http://www.beerandhealth.eu/php/speakers.php?doc_id=10
    8. Drinking alcohol associated with obesity. http://alcoholism.about.com/od/health/a/blniaaa050222.htm
    9. Composition of beer. http://chestofbooks.com/food/beverages/Adulteration-Origin/Composition-Of-Beer.html
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.