La resistencia a los antibióticos: una gran amenaza

resistencia_antibiotica
Comparte

Los antibióticos son medicamentos que se emplean para tratar o prevenir infecciones causadas por bacterias. Desafortunadamente, en ocasiones las infecciones bacterianas se resisten al tratamiento
Los antibióticos son medicamentos que se emplean para tratar o prevenir infecciones causadas por bacterias. Desafortunadamente, en ocasiones las infecciones bacterianas se resisten al tratamiento. Este fenómeno, conocido como resistencia a los antibióticos, se encuentra en niveles altos mundialmente.

La resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias cambian en respuesta al uso de estos medicamentos, y así, se dificulta el tratamiento de las infecciones. Este es un proceso que ocurre naturalmente, sin embargo, el mal uso de los antibióticos acelera el proceso. Actualmente, la resistencia a los antibióticos representa una de las más grandes amenazas para la salud global, para la seguridad de los alimentos y para el desarrollo. Esto se traduce en aumentos en estancias hospitalaria, en costos médicos y en las tasas de muerte.

El 29 de enero del 2018, en un comunicado de la Organización Mundial de la Salud, se publicaron datos de seguimiento de la resistencia antibiótica. Se reveló que, hay altos niveles de resistencia contra un número importante de bacterias que causan infecciones muy serias. Específicamente, se reporta resistencia en más de 500,000 personas con sospecha de infección bacteriana a través de 22 países, de altos y bajos ingresos. Las bacterias que más comúnmente se reportaron como resistentes fueron Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae y salmonella spp, las cuales pueden causar una variedad de enfermedades, como infecciones urinarias, respiratorias y gastrointestinales. Se encuentran grandes variaciones entre países y entre antibióticos, pero se alcanzan niveles significativamente altos de resistencia, hasta 82%. Esto significa que algunas de las infecciones más comunes a nivel mundial y potencialmente más peligrosas, no están respondiendo al tratamiento.

Como se mencionó previamente, la resistencia a los antibióticos se acelera cuando a los antibióticos se les da mal uso. El mal uso se refiere a usar estos medicamentos para infecciones causadas por otros organismos que no son bacterias, como un virus, por ejemplo. En estos casos de mal uso, la persona no se mejora, no se previene el contagio y si se promueve la resistencia a los antibióticos. Por lo cual, es esencial que estos medicamentos siempre se tomen bajo prescripción médica, en la dosis correcta y por el tiempo que se prescribe, para así influir positivamente sobre el fenómeno de la resistencia a los antibióticos.

Fuentes

  1. High levels of antibiotic resistance found worldwide, new data shows. (n.d.). Retrieved February 01, 2018, from http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2018/antibiotic-resistance-found/en/
  2. Antibiotics: Are you misusing them? (2018, January 18). Retrieved February 03, 2018, from http://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/consumer-health/in-depth/antibiotics/art-20045720 Por: Redacción en Salud. Editores Académicos SAS.1 de febrero del 2018.

Por: Redacción en Salud. Editores Académicos SAS. 5 de febrero del 2018.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.