Locura o demencia

Comparte

La locura se presenta como consecuencia de  alteraciones en algunas regiones del cerebro viéndose afectadas funciones como la memoria, la toma de decisiones, el aprendizaje y el lenguaje. Cuando se presenta locura, la persona no puede desempeñarse adecuadamente en el ámbito familiar, social o laboral. Se considera que un paciente padece demencia cuando  por lo menos dos funciones cognitivas están afectadas.


Causas

La causa de la demencia es la muerte de las neuronas o la pérdida de conexión entre las mismas. Hay muchos eventos y enfermedades que provocan demencia, los más comunes son:

  • Enfermedades neurodegenerativas: Alzheimer, Parkinson, Huntington, etc.
  • Deficiencias en la irrigación sanguínea del cerebro: Como consecuencia de trombosis, accidente cerebrovascular o paro cardiaco.
  • Infecciones virales o bacterianas: Como la infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana, la meningitis, etc.
  • Abuso de alcohol y estupefacientes.
  • Trastornos emocionales como depresión, ansiedad, confusión aguda y delirio.
  • Traumatismos craneoencefálicos.
  • Síndrome de Down.
  • Hipotiroidismo
  • Hidrocefalia normotensiva.


Signos y síntomas

Los síntomas de la demencia varían de acuerdo con la causa de la misma, entre los signos comunes se encuentran:

  • Pérdida de la memoria y de la capacidad para razonar.
  • Dificultades para la coordinación y el movimiento.
  • Dificultad en la  comunicación y el aprendizaje
  • Dificultad para retener nueva información.
  • Cambios de personalidad.
  • Agitación.
  • Alucinaciones.
  • Comportamiento social inapropiado.


Tratamiento

Los tratamientos para la demencia buscan mejorar la calidad de vida del paciente aliviando los síntomas, sin embargo, no hay medicamentos ni procedimientos que reviertan los daños que han provocado  la demencia. Los medicamentos más utilizados son:

  • Anticolinesterasas (Donepezil, Rivastigmina y Galantamina): Mejoran la capacidad del individuo para concentrarse.
  • Memantina: Ayuda  al paciente  pensar con mayor claridad y realizar las actividades diarias más fácilmente.
  • Medicamentos para el control de la presión arterial y anticoagulantes: Evitan los accidentes cerebrovasculares.
  • Ayuda hospitalaria: En muchos casos es necesario recluir al paciente en centros especializados en el manejo de la enfermedad.


Consulte con su médico.

Fuentes

  1. National Institute of Neurological Disorders and Stroke.Demencias: Esperanza en la investigación. http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/demencias.htm. Recuperado en mayo 7 de 2011.
  2. Demencia. En: American Psychiatric Association Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-IV. Masson S.A., Barcelona (España). 1995. p. 139-45.
  3. Torpy JM, Lynm C, Glass RM. Página de Jama Para Pacientes. Demencia. JAMA. 2007 Junio 5; 297(21): 2436.
  4. Dementia. http://www.medicinenet.com/dementia/article.htm. Recuperado en mayo 7 de 2011.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.