Los deportes en la adolescencia y la ansiedad

los-deportes-en-la-adolescencia-y-la-ansiedad
Comparte

La ansiedad es una reacción normal del organismo que se produce en respuesta a algún evento que va a ocurrir y que nos genera preocupación. La ansiedad debe ser transitoria y la persona debe poder recuperar la calma luego de que el agente causal de la ansiedad se haya ido.
No obstante, en la sociedad actual muchas personas permanecen en estado de ansiedad por periodos prolongados y no pueden recuperarse fácilmente, lo que desencadena enfermedades crónicas y trastornos afectivos que afectan profundamente la calidad de vida. 

En términos generales se estima que un 6% a un 20% de los adolescentes experimentan ansiedad, y que un 2% llegan a estar incapacitados por la severidad de la condición.

¿El deporte calma la ansiedad o la provoca?

Aunque es bien sabido que practicar actividades deportivas a lo largo de la vida puede ayudar a aliviar los síntomas y reducir los niveles de ansiedad, se debe tener cuidado con la forma como se practica e incentiva el deporte en los adolescentes, pues en ocasiones la competencia puede resultar perjudicial para la salud mental y ser un potenciador de esta condición.

Por ejemplo, en un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Míchigan, en Estados Unidos, se encontró que las mujeres adolescentes que practicaban deportes competitivos, podían llegar a generar ansiedad asociada al desempeño de la actividad.

Específicamente se evidenció que el trastorno de ansiedad se presentaba con mayor frecuencia en mujeres y que estaba asociado a un alto nivel de competitividad, a las lesiones previas que someten a los jóvenes atletas a grandes presiones, el nivel de preparación, las expectativas propias y de sus padres y la rivalidad con sus pares. También se encontró que las adolescentes pueden desarrollar trastornos de alimentación que aumentan aún más la ansiedad.

¿Cuáles son los principales síntomas de la ansiedad?

El estudio, publicado en 2010 en la revista de “Ginecología de adolescentes y pediátrica”, señalaba que los adolescentes pueden presentar síntomas cognitivos como indecisión, sensación de confusión, pensamientos negativos, falta de concentración, irritabilidad, miedo, olvidos, falta de confianza, imágenes de sí mismo fallando, conversaciones negativas consigo mismo, debilidad, dificultad para seguir instrucciones y pensamientos para evitar la participación.

Los adolescentes también pueden presentar síntomas físicos como ganas de orinar frecuentemente, taquicardia, elevación de la tensión arterial, náuseas, vómito, sudoración, frialdad en manos y pies, boca seca, tensión muscular, diarrea, pérdida de apetito, entre otros. Los síntomas pueden aparecer antes, durante o después de las actividades competitivas.

Se debe tener en cuenta que los beneficios de la práctica deportiva son innumerables, tanto desde el punto de vista físico como mental. La recomendación en salud es incentivar la actividad física. No obstante, se debe tener en cuenta que no se debe generar presión, rivalidad o juicios asociados al desempeño de la práctica, pues estos factores promueven la competitividad desleal e incrementan el riesgo de desarrollar ansiedad.

¿Cómo evitar que el deporte genere ansiedad en los adolescentes?

Tanto adultos como adolescentes deben tener como meta el bienestar y la salud a la hora de practicar algún deporte. En la actualidad se ha visto que el alto rendimiento, la popularidad, la aprobación social y los altos estándares de belleza física se asocian a prácticas deportivas inadecuadas y poco saludables.

La revista europea de ciencias del ejercicio publicó en el 2014 un estudio que sugiere que el escuchar música durante la práctica deportiva puede ayudar a disminuir el riesgo de ansiedad y contribuir a un mejor bienestar.

Finalmente, los padres deben tener claro que incentivar la actividad física tiene grandes beneficios en la salud mental y física de sus hijos, pero se deben evitar las grandes presiones asociadas a los deportes de competencia. Los deportes son un excelente tipo de actividad física para los adolescentes, pero se debe estar atentos a los síntomas de ansiedad descritos.

Véase también:

Fuentes

  1. Patel, Dilip R., Hatim Omar, and Marisa Terry. "Sport-related performance anxiety in young female athletes." Journal of pediatric and adolescent gynecology 23.6 (2010): 325-335.
  2. Elliott, Dave, Remco Polman, and Julie Taylor. "The effects of relaxing music for anxiety control on competitive sport anxiety." European journal of sport science 14.sup1 (2014): S296-S301.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.