¿Los medicamentos para tratar el cáncer de próstata pueden causar demencia?

cancer-prostata
Comparte

Muchas personas saben que los medicamentos a menudo traen efectos indeseados, a pesar de aliviar las enfermedades. Un ejemplo ampliamente conocido son los efectos de la quimioterapia para el tratamiento del cáncer. Sin embargo, en la mayoría de los casos es necesario tratar la enfermedad y se corre el riesgo de sufrir los efectos secundarios de los medicamentos.
La terapia hormonal para el cáncer de próstata es otro grupo de medicamentos que se han visto asociados a varios efectos adversos, e incluso se sospecha que a enfermedades crónicas como la demencia.

La demencia es una enfermedad que se produce cuando las regiones del cerebro que se encargan de la memoria, la toma de decisiones, el aprendizaje y el lenguaje, pierden su funcionamiento normal. Esta disfunción llega a interferir con el desempeño normal de la persona y afecta de manera negativa su calidad de vida. La demencia representa un conjunto de síntomas en el que se ven afectadas dos o mas funciones cognitivas. Los tratamientos comprenden cirugía, radioterapia y terapia hormonal (para conocer más acerca de la demencia, haga clic aquí).

La denominada terapia de derivación androgénica o ADT (por sus siglas en inglés) es uno de los tratamientos más frecuentes para el manejo de cáncer de próstata. En estudios publicados desde el 2013, se reportaba que la terapia de derivación androgénica podría estar asociada a cambios cerebrales relacionados con la demencia. Sin embargo, no había estudios acerca de si efectivamente esa relación estaba mediada por la terapia de derivación androgénica o por otros factores diferentes al tratamiento.

Pero un grupo de investigadores de China, liderado por el Doctor Li-Ting Kao, estudió esta relación para acabar de una vez con las dudas. En el estudio, publicado en el Asian journal of andrology a comienzos de este año (2016), Kao y su equipo observó 1.314 personas con cáncer de próstata y manejo con terapia de derivación androgénica a lo largo de cinco años.

El equipo de investigadores encontró que la terapia de derivación androgénica no aumentaba el riesgo de desarrollar demencia, desmintiendo así que exista esa asociación y dándoles tranquilidad a los pacientes que se benefician de este tipo de tratamientos para el cáncer de próstata.

Con esta nueva información, tanto los médicos como las personas afectadas por cáncer de próstata, pueden tomar decisiones acerca del manejo de su cáncer de forma segura, con la certeza de que los estudios no han mostrado un riesgo elevado de desarrollar demencia en los años siguientes a los que se inicia la terapia de derivación androgénica.

Fuentes

  1. Kao, L. T., Lin, H. C., Chung, S. D., & Huang, C. Y. (2016). No increased risk of dementia in patients receiving androgen deprivation therapy for prostate cancer: a 5-year follow-up study. Asian journal of andrology.

Por:Redacción Salud, Editores Académicos SAS, 5 de junio de 2016.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.