Los medicamentos tradicionales para el manejo de la bursitis siguen siendo los mejores

bursitis-medicamentos-mes-xxv
Comparte

La bursitis es la inflamación de la bursa, el saco compuesto por tejido sinovial que recubre y protege muchas de las articulaciones del cuerpo y está lleno de líquido sinovial para reducir la fricción y permitir el movimiento (ver más: Bursitis).



¿Cómo puede aparecer la bursitis?

La bursitis aparece cuando el tejido sinovial se engrosa, produciendo un exceso de líquido que causa inflamación y dolor. Puede ser secundaria a una lesión, al uso excesivo de la articulación (en deportes como basquetbol, vóleibol y béisbol e incluso en actividades de la vida cotidiana como los oficios del hogar) o a enfermedades como artritis, gota o infecciones. Las articulaciones afectadas con mayor frecuencia son los hombros, los codos, las caderas y las rodillas.
 

¿Qué puede causas la bursitis?

Además de dolor que se agudiza con la movilidad, la bursitis puede originar enrojecimiento y disminución del movimiento de la articulación comprometida. El diagnóstico se establece con base en la historia clínica y el examen físico y el tratamiento consiste en reposo, la aplicación de frío y la toma o inyección de medicamentos antiinflamatorios en la articulación afligida. 

Investigadores en Estados Unidos realizaron un estudio que comparó la efectividad del rilonacept inyectado —un nuevo fármaco para el manejo de la bursitis— con la de los corticoesteroides inyectados —el tratamiento tradicional— para el manejo de la bursitis de hombro, conocida técnicamente como bursitis subacromial. 

El rilonacept en un inhibidor de la interleuquina-1 (IL-1), una sustancia que juega un rol protagónico en el desarrollo de la patología. 

Los investigadores reclutaron 33 personas en el curso de 9 meses. De estos 33 sujetos, 20 recibieron una inyección de 160 mg de rilonacept y 13 recibieron una inyección con un corticoesteroide llamado triamcinolona. Al momento de la inyección y a los 2 días, a las 2 semanas y a las 4 semanas después de la misma, los investigadores entrevistaron a los pacientes sobre la función del hombro afectado, los síntomas y los eventos adversos de los medicamentos. 

Al final del estudio, ambos grupos de personas demostraron una mejoría significativa de la función del hombro y de los síntomas pero la inyección de triamcinolona demostró una mejoría mucho mayor. No hubo diferencias significativas en cuanto a los efectos secundarios de los fármacos pero quienes recibieron rilonacept refirieron más episodios de dolor de cabeza y diarrea. 

Los investigadores concluyeron que a pesar de que los pacientes presentaron una mejoría de la función y de los síntomas de la bursitis con una sola inyección de rilonacept, la inyección con corticoesteroides fue más eficaz. 

Este estudio fue el primero en valorar la efectividad de un inhibidor de la IL-1 para el tratamiento de la bursitis subacromial; sin embargo, se requieren estudios adicionales para determinar si aplicar más de una inyección de rilonacept o aplicar una sola pero con una dosis mayor puede ser igual o más eficaz que la inyección de corticoesteroides. 

Véase también: 

Cinco formas de prevenir la bursitis
Terapias alternativas que contribuyen con el tratamiento de la artritis
Yoga para una vida saludable
Importancia del diagnóstico temprano en artritis reumatoide
Ejercicios y dieta para la artritis
Dolor en los pies ¿qué hacer?

Fuentes

Carroll MB, Motley SA, Wohlford S, Ramsey BC.Rilonacept in the treatment of subacromial bursitis: A randomized, non-inferiority, unblinded study versus triamcinolone acetonide. Joint Bone Spine. 2015 Jul 13.

Por: Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Septiembre 18 de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.