Micosis

micosis
Comparte

Las micosis son las infecciones causadas por hongos o levaduras. Aunque pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, incluso en los órganos internos, las más comunes son las que ocurren en la piel, denominadas dermatomicosis, que incluyen las tiñas (del cuero cabelludo, de los pies, de la cara y de otras partes del cuerpo).
Aunque existen muchas clases de hongos, sólo unos pocos provocan enfermedades en el ser humano.

Las micosis cutáneas pueden afectar a personas de todas las edades, en cualquier momento de la vida. Algunas, como la tiña de la cabeza, son más frecuentes en los niños; otras, como la candidiasis cutánea (es decir la infección por una levadura llamada Candida), afectan de preferencia a los ancianos y los bebés; mientras que la tiña del pie (“pie de atleta”) es más común en los adolescentes y los adultos jóvenes.

Aunque, por lo general, las micosis no son infecciones graves, ocasionan síntomas molestos, en particular rasquiña (prurito) y suelen manifestarse como manchas o lesiones redondeadas, descamativas (es decir, con pequeñas escamas blanquecinas, formadas por células cutáneas muertas) y con un borde enrojecido.

Además del aspecto estético desagradable, estas infecciones son difíciles de eliminar, sobre todo cuando ocurren en las uñas, porque los hongos, en general, son muy resistentes. 

Por eso es importante acudir al médico, para recibir el tratamiento adecuado (por lo general, una crema antimicótica (tópica) y, en caso necesario, medicamentos antimicóticos orales) y durante el tiempo suficiente para asegurar la completa eliminación del hongo. 

De hecho, un problema frecuente es que muchas personas suspenden el tratamiento cuando desaparecen los síntomas principales (prurito, enrojecimiento) y como la infección persiste, al poco tiempo vuelven a aparecer las lesiones. Por eso, en caso de recibir tratamiento con un antimicótico tópico, se recomienda continuar la aplicación al menos por 7 a 10 días después de la desaparición de las lesiones.

Algunos antimicóticos tópicos son: terbinafina, fluconazol, ketoconazol, y clotrimazol, entre otros.

Véase también:


Fuentes

  1. Vander Straten MR, Hossain Ma, Ghannoum MA. Cutaneous infections. Dermatophytosis, onychomycosis and tinea versicolor. Infect Dis Clin N Am 2003; 17: 87-112.
    2. Andrews MD, Burns M. common tinea infections in children. Am Fam Physician 2008; 77: 1415-20.
    3. Hainer BI. Dermatophyte infections. Am Fam Piscina 2003; 67: 101-8.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.