Observaciones sobre el trastorno bipolar

observaciones-sobre-el-trastorno-bipolar
Comparte

El trastorno bipolar está clasificado como un trastorno mental crónico, también conocido como trastorno maníaco depresivo, que se caracteriza por la presencia de fases depresivas y eufóricas (denominadas maníacas) que se alternan entre si, pasando de un estado al otro con mucha facilidad.
La tristeza y la alegría se consideran emociones usuales que experimentan las personas ante determinadas situaciones de la vida. En el primer caso es natural sentirse afligido o triste ante una pérdida, un duelo o una noticia desagradable; de igual forma los éxitos, los deseos cumplidos y cualquier acontecimiento agradable provocan alegría, sin embargo, cuando estas emociones resultan excesivas o se prolongan demasiado en el tiempo puede tratarse de los trastornos afectivos que pueden llegar a ser patológicos y requerir atención médica especializada.

¿Quiénes pueden padecer trastorno bipolar?

El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres, a diferencia de la depresión que es más frecuente en mujeres. Estadísticas mundial indican que es más usual que la enfermedad se manifieste por primera vez entre los 10 y los 24 años, aunque no se conoce con exactitud sus causas se han logrado detectar algunos factores que pueden desencadenar la enfermedad ya que la mayor incidencia se presenta en personas sometidas a situaciones de gran estrés como el parto y el posparto, el insomnio (especialmente cuando no se logra conciliar el sueño ni obtener un descanso reparador por largos periodos) y las situaciones que generar instabilidad emocional, adicionalmente el consumo de algunos medicamentos y el abuso de sustancias psicoactivas pueden exacerbar las crisis.

La fase maníaca pueda durar por días o incluso meses y se caracteriza por los siguiente síntomas:

  • Escasa necesidad de sueño
  • Ansiedad y estado de ánimo muy elevado, comunicativo o irritable
  • Deficiente capacidad de discernimiento y concentración
  • Comportamiento impulsivo e imprudentes que incluye falta de autocontrol que puede resultar en consumo excesivo de licor y drogas y poco control en los gastos y en las relaciones de pareja
  • Compromiso exagerado en actividades

Durante la fase depresiva se presentan algunos síntomas que incluyen:

La mayoría de la personas con trastorno bipolar no reconocen la enfermedad y no detectan las etapas, en estos casos la cercanía de familiares y amigos que perciban los cambios en el comportamiento es fundamental para indicar a la persona la importancia de buscar ayuda.

El diagnóstico e la enfermedad es realizado por el médico psiquíatra en incluye un completo y detallado cuestionario sobre la herencia familiar de la enfermedad así como el tiempo y la frecuencia de las fluctuaciones en el estado de ánimo. Adicionalmente es importante realizar un examen físico completo y ordenar pruebas de laboratorio para descartar otras enfermedades que puedan estar causando síntomas similares al trastorno bipolar.

¿Cómo manejar el trastorno bipolar?

El apoyo familiar y así como la medicación y la psicoterapia son básicos para lograr una adecuada recuperación de los pacientes que incluye la disminución en la intensidad y frecuencia de los episodios, la prevención de la autoagresión y el suicidio y lograr la estabilidad emocional y el adecuado desempeño.

Es importante tener en cuenta que dejar de tomar los medicación en la forma indicada por el especialista puede provocar que los síntomas reaparezcan de forma más agresiva y la situación puede empeorar. Seguir las indicaciones del equipo de especialistas es lo más indicado.

La participación en grupos de apoyo para este tipo de condiciones puede ayudar mucho al paciente y a su familia y cuidadores para reducir la probabilidad de reaparición de los síntomas.

Véase también:

Fuentes

  1. Beynon S, Soares-Weiser K, Woolacott N, Duffy S, Geddes JR. Pharmacological interventions for the prevention of relapse in bipolar disorder: a systematic review of controlled trials. J Psychopharmacol. 2009; 23(5):574-591.
  2. Lyness JM. Psychiatric disorders in medical practice. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 404.
  3. Perlis RH. Bipolar disorder. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, et al., eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 1st ed. Elsevier Mosby; 2008:chap 30.
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.