Parestesia

Comparte

Definición

Sensación quemante o de hormigueo que surge de un momento a otro sin la presencia de un estímulo externo que la ocasione. Por lo general, la parestesia se siente en manos, brazos, piernas o pies, y no es dolorosa.

Los pacientes la pueden describir de múltiples maneras, entre las que se encuentran: hormigueo, adormecimiento, picazón, pinchazo, sensibilidad y miembros que se “duermen”.


Causas

1.Accidente cerebrovascular.

2. Alcoholismo.

3. Artritis reumatoide.

4. Bajos niveles de calcio.

5. Compresión de un nervio por:

  • Permanecer mucho tiempo sentado apretando una pierna u otra parte del cuerpo.
  • Yesos muy apretados.
  • Síndrome del túnel del carpo.

6. Déficit de vitamina B12.

7. Diabetes.

8. Encefalitis.

9. Enfermedad vascular periférica.

10. Envenenamiento por metales pesado como plomo y arsénico.

11. Esclerosis múltiple.

12. Hernias lumbares.

13. Hiperglicemia.

14. Hiperventilación.

15. Hipotiroidismo.

16. Infecciones:

  • -Herpes simple.
  • -Herpes zoster.
  • -VIH.

17. Lesiones o trauma en cabeza, cerebro o columna.

18. Lupus eritematoso sistémico

19. Mielitis transversa.

20. Neuralgia del trigémino.

21. Neurinoma del acústico.

22. Parálisis de Bell.

23. Quemaduras.

24. Reacciones a medicamentos.

25. Síndrome de piernas inquietas.

26. Siringomielia.

27. Tumores cerebrales.


Tratamiento

El tratamiento de las parestesias depende de su origen: en general, cuando se elimina la causa, se detiene la parestesia. Por ejemplo, cuando son secundarias a permanecer mucho tiempo en una posición en la que se comprime un nervio, o a yesos muy apretados, cambiar de posición o remover el yeso, es suficiente para aliviar la parestesia. Lo mismo aplica para el síndrome del túnel del carpo; cuando este se cura con terapia física y muñequeras (o con manejo quirúrgico), se libera la compresión del nervio y desaparece la parestesia. Cuando son generadas por infecciones, se debe erradicar el microorganismo responsable con medicamentos como antivirales, en los casos de herpes o VIH.

Si la parestesia es debida a enfermedades específicas como artritis reumatoide, diabetes, enfermedad vascular periférica, esclerosis múltiple, hipotiroidismo, etc., es preciso que el esquema de tratamiento lo delinee un especialista. También es importante curar las intoxicaciones por alcohol o metales pesados y evitar el uso de estas sustancias para prevenir nuevos episodios. Desafortunadamente, existen casos como las lesiones en cerebro y médula espinal que provocan daños y síntomas irreversibles, por lo que es probable que la parestesia en estos paciente sea una constante en sus vidas; algunos estudios han demostrado la efectividad de la acupuntura en el alivio de estos síntomas. Además de tratar la causa de la parestesia, medicamentos como el Ibuprofeno, la Prednisona y la Lidocaína pueden minimizar las molestias; el médico decidirá si prescribir o no fármacos dependiendo del paciente y su condición.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.