¿Quiénes tienen mayor riesgo de desarrollar meningitis bacteriana?

quienes-tienen-mayor-riesgo-de-desarrollar-meningitis-bacteriana-adquirida-en-la-comunidad
Comparte

La meningitis es la inflamación de las meninges, la membrana que recubre el cerebro y la médula espinal y que tiene como una de sus principales funciones la protección del sistema nervioso central. La meningitis puede ser causada por infecciones virales, bacterianas e incluso como consecuencia de enfermedades autoinmunes (Ver meningitis).
De las diferentes causas, la meningitis bacteriana es la más seria puesto que si no se trata a tiempo y adecuadamente, puede llegar a comprometer la vida. Se estima que un 20% de los casos de meningitis bacteriana ocasionan la muerte del paciente y que un 50% de las personas que la padecen, pueden quedar con algún grado de compromiso auditivo, motor o cognitivo. Como su nombre lo indica este tipo de meningitis es causada por bacterias como el neumococo, el meningococo, el Haemophilus influenzae y la listeria, siendo las dos primeras las responsables del 66% de los casos.

La infección por neumococo y meningococo empieza por la vía respiratoria. En personas con factores de riesgo las bacterias colonizan la sangre y atraviesan la barrera hemato-encefálica (cerebro-sangre), llegando así al sistema nervioso central y produciendo la infección e inflamación de las meninges. Pero, ¿quiénes son entonces esas personas con un riesgo aumentado?

Grupos vulnerables

Si bien todas las personas pueden desarrollar una meningitis bacteriana, los niños menores de 2 años y los adultos mayores de 50 años, tienen un riesgo aumentado. No obstante, se ha visto que los adultos mayores de 65 años son una población especialmente susceptible en la que, además, la mortalidad por esta infección es cercana al 34%. En Colombia, a manera de prevención, todos los niños deben tener la vacuna contra el neumococo.

Las personas a las que le han retirado el bazo

Las personas que han sido sometidas a una esplenectomía (les han retirado el bazo), son una población con mayor susceptibilidad a la meningitis bacteriana, pues el bazo es el único órgano capaz de limpiar la sangre de cierto tipo de bacterias como el neumococo. Por esta razón, las personas con antecedente de esplenectomía deben vacunarse contra el neumococo cada cinco años, contra el meningococo cada 3 a 5 años y contra el Haemophilus influenzae tipo B, una única vez.

Personas con VIH/SIDA

Debido a la inmunosupresión causada por el virus del VIH, los pacientes infectados o en estadíos avanzados de la infección (SIDA) pueden presentar meningitis. En general se estima que los pacientes con VIH/SIDA tienen un riesgo de hasta 324 veces mayor de desarrollar una meningitis bacteriana. Si bien esta es una población de alto riesgo, es controversial el uso de la vacuna contra el neumococo a manera de prevención. En países como Estados Unidos la vacuna está recomendada.

Personas con algunas enfermedades

Otras personas que están en riesgo son aquellas que tienen diabetes mellitus, algún tipo de cáncer o alcoholismo, debido a su susceptibilidad hacia las infecciones.  En el caso de los pacientes con cáncer, los que más expuestos están a desarrollar una meningitis bacteriana son aquellos que deben ser sometidos a un procedimiento de neurocirugía. Otros grupos en riesgo son aquellas personas que han recibido un trasplante o personas con defectos anatómicos, bien sean congénitos (de nacimiento) o secundarios a traumatismos o infecciones recurrentes en el oído o en los senos paranasales.

Es importante que todas las personas que tengan uno o más factores de riesgo, consulten al médico para definir los mejores mecanismos de prevención de la meningitis bacteriana.

Véase también:

Fuentes

  1. Adriani KS, Brouwer MC, van de Beek D. Risk factors for community-acquired bacterial meningitis in adults. The Netherlands Journal of Medicine. 2015; 73(2): 53 – 60.

Redacción Salud. Editores Académicos SAS. Marzo de 2015.

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.