Ser padre por primera vez

ser-padre-por-primera-vez
Comparte

La decisión de ser padre es una de las más trascendentales en la vida de una persona. Asumir el rol más importante de la vida no es tarea fácil, está lleno de nuevos desafíos sociales, emocionales y económicos, tanto para el individuo como para la pareja.
Cualquiera que sea la edad de los futuros padres, la noticia del embarazo generalmente crea un vínculo muy fuerte con la pareja y con el ser que está por llegar, y así la pareja no continúe después de un tiempo, la relación de padres e hijos persistirá por siempre.

Esta nueva etapa de la “paternidad” puede traer consigo una mezcla de sentimientos ambivalentes que van desde la alegría y el orgullo, hasta el temor y el miedo por lo que implica ser padre por primera vez. Se debe ser realista y reconocer que el nuevo integrante de la familia es parte fundamental para la toma de decisiones y movimientos familiares, los cuales deberán estar adaptados a las necesidades del bebé.

Este mar de preocupaciones en el que aparentemente se sumerge el nuevo padre, sugiere que prepararse para este nuevo rol es una necesidad, y a pesar de no tener un patrón ideal, la clave consiste en identificar esta etapa como maravillosa, pero que requiera cambios inminentes en todas las esferas de nuestra vida. Una vez sea identificada e interiorizada esta realidad, se debe continuar con una preparación como pareja, basada en la adquisición de conocimiento, experiencias de allegados y autorreflexión.

A continuación te ofrecemos algunos consejos para disfrutar y aceptar esta nueva etapa:

  • Acepta los cambios: El primer paso hacia una paternidad adecuada es aceptar que es un tiempo de cambios, en el cual se pueden presentar altibajos y sin sabores, pero la recompensa final será el rol más maravillo de la vida: ser padre.
  • Comparte los sentimientos con tu pareja: La paternidad debe ser un motivo más para estrechar los lazos de amistad y amor entre la pareja, hablando abiertamente de los sentimientos y pensamientos que trae consigo esta nueva etapa.
  • Participa en la gestación, parto, crianza y cuidado de tu hijo: Anteriormente se pensaba que la única responsable de atender a los hijos era la madre, esto era un error monumental ya que el padre también debe participar en todas las etapas de vida de su hijo, iniciando desde la gestación (con la estimulación sensorial), y durante la niñez con actividades como el baño, el cambio de pañales, la alimentación, el juego, y hasta la adolescencia, e incluso durante la etapa adulta; el rol paterno y su presencia es fundamental para el adecuado desarrollo del ser humano.
  • No te sobre exijas: Siempre la llegada de un nuevo integrante familiar traerá nuevas responsabilidades y nuevos gastos, por esto es importante evaluar y ajustar presupuestos para establecer situaciones límites que no afecten la dinámica familiar, procurando que el padre no necesite trabajar horas extras o conseguir dos empleos, situación que puede llagar a afectar su salud y su relación de pareja.
  • Inicia una estrecha relación desde el útero: la relación padre-hijo inicia desde los primeros meses de gestación, es aconsejable acariciar la barriguita de la mamá, hablarle y cantarle a tu hijo, escuchar su corazón, así, él bebé aprenderá a reconocer tu voz y se sentirá más cómodo y protegido a tu lado, cuando nazca.
  • Acompáñala al médico: Tratar de asistir a todos los controles médicos y cursos de preparación para la maternidad y el parto, así como realizar preguntas sobre el desarrollo del bebe ayudara a tu pareja a sentirse cuidada y apoyada y entre los dos podrán cualquier duda sobre el tema.
  • Comprende a tu pareja: los cambios hormonales durante la gestión provocan cambios de humor y exigencias en su vida sexual, se debe tratar de ser tolerante y  apoyarla al máximo.
  • Dejar de fumar y beber: esto puede afectar la salud de tu pareja y del bebé, además es factor de riesgo para entornos de violencia intrafamiliar.

Leer e informarse sobre todo lo concerniente a esta nueva etapa es un buen ejercicio que les ayudará a tener claridad sobre el desarrollo del bebé durante la gestación y las pautas de crianza que recomiendan los expertos en la materia.

Esta nueva etapa traerá angustias, dudas y expectativas porque sabe que una vida depende de él, pero como en toda situación debe ir adaptándose al cambio y asumir el rol con la mayor responsabilidad. Es muy importante verbalizar los sentimientos con respecto a la pareja, al bebé y a los cambios, para evitar que se incremente la ansiedad y termine por desestabilizar la familia.

Aunque no existe una receta que indique como ser un buen padre, este nuevo rol si bien difícil es uno de los más gratificantes para el hombre, por eso la paciencia, el amor y algunos consejos lo ayudaran a sobrellevar la situación:

No olvides expresar tu amor a tu hijo con palabras dulces, caricias, juegos y principalmente con tiempo de calidad. Transmítele seguridad cuidando su salud, respetando a los integrantes de tu familia y permitiéndole que confié en ti.

El respeto y el buen trato son el ejemplo ideal que un padre le puede demostrar a su hijo, este será el espejo para toda su vida. Recuerda que los niños nunca deben ser golpeados, humillados o despreciados.

Ser padre por primera vez no es tarea fácil, pueden surgir problemas y nuevos retos que resolver, pero la experiencia de ser padre no se podrá remplazar con ninguna otra, es la experiencia más enriquecedora de la vida.  

Véase también:

Fuentes

  1. Child Welfare Information Gateway. U.S. Departament of Health y Human Services. Consejos para ser un padre que apoya y desarrolla sus niñoshttps://www.childwelfare.gov/preventing/supporting/resources/consejos.cfm
  2. Escuela de Padres Primerizos. ¿Cómo ser un buen padre? Disponible en: http://escueladepadresprimerizos.com/blog/como-ser-buen-padre/
  3. Julio, M. Los retos de ser papá por primera vez. Listin Diario. Disponible en: http://www.listin.com.do/la-vida/2011/7/30/197855/Los-retos-de-ser-papa-por-primera-vez
Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.