Terapias alternativas que contribuyen con el tratamiento de la artritis

terapias-alternativas-que-contribuyen-con-el-tratamiento-de-la-artritis
Comparte

La artritis es una enfermedad caracterizada por la presencia de dolor y/o inflamación de una o más articulaciones del cuerpo, produciendo limitación considerable en la movilidad.
Generalmente el manejo de esta enfermedad se concentra en el tratamiento médico y en el uso de analgésicos y antiinflamatorios, dejando de lado otras intervenciones que han demostrado ser efectivas no sólo en el alivio del dolor, sino mejorando la rigidez y la movilidad de las articulaciones. (ver también: Artritis).

Alternativas para tratar la artritis

Un estudio publicado por el doctor Prusak en abril del 2014, mostró cómo el manejo integral que incluía Tai Chi, terapia manual y meditación en pacientes con artritis (además del tratamiento convencional), mejoró notablemente las condiciones físicas y psicológicas, contribuyendo a mejorar de manera considerablemente la calidad de vida de estas personas.

Alineado con los hallazgos del doctor Prusak, en años recientes se han venido realizando investigaciones que han mostrado que otras técnicas mente-cuerpo, como el yoga o la meditación, pueden traerles beneficios a los pacientes con artritis cuando se integran al tratamiento.

Por ejemplo, la Revista de Medicina Complementaria y Alternativa Basada en la Evidencia, revisó nueve estudios realizados en Estados Unidos e India en los que se encontró que la práctica de Yoga podría ser una herramienta prometedora para incorporar en el manejo de la artritis. Así mismo en estudios realizados por la Universidad de Massachusetts, se ha visto que diferentes técnicas de meditación y relajación, como el Mindfulnes, también ayudan a reducir o tolerar mejor el dolor en algunos pacientes y a enfrentar de una manera diferente la enfermedad, lo que les permite volver a estructurar sus rutinas diarias de una mejor manera.

Aún no se conoce muy bien cuál es el mecanismo específico por el cual estas técnicas mente-cuerpo, cuando se integran en el tratamiento de la artritis, ayudan a reducir el dolor y la limitación, pero lo que es cierto es que funcionan. Algunos estudios conducidos en la Universidad de Harvard han encontrado que sesiones de meditación de 20 minutos al día durante al menos ocho semanas, tienen un impacto importante en la expresión de más de 1.500 genes.

Otra terapia que parece también ayudar con el tratamiento convencional, es tomar el sol.
Parece algo sencillo y difícil de creer, pero un grupo de investigadores publicó en 2013 en la prestigiosa revista Anales de Artritis Reumatoide, un interesante estudio en el que trabajaron con 1.314 pacientes y que encontró que algunos factores asociados con la exposición al sol, podrían ayudar a reducir el riesgo de presentar artritis. Claro está que para seguir esta recomendación se debe tener en cuenta la adecuada protección contra los rayos UV, que se han asociado con riesgo de cáncer.

La medicina está avanzando hacia nuevos campos y los resultados parecen prometedores. Desde el uso de la música que algunos hospitales alrededor del mundo han incluido en las salas de terapia de pacientes con dolor crónico, hasta el acceso a actividades lúdicas durante los periodos de hospitalización con el fin de contribuir a la mejoría de los pacientes, parecen contribuir de alguna manera a que las personas se recuperen de una mejor manera y reduzcan sus niveles de dolor. Ahora la ciencia está tratando de determinar cuáles son los mecanismos exactos y cómo se pueden aprovechar de la mejor manera.

Lo más importante de todas estas nuevas terapias es que, aunque están mostrando tener algún beneficio, siempre deben realizarse de manera complementaria al manejo médico convencional y además, se deben realizar en lugares certificados que permitan tener todas las condiciones de salud adecuadas y la supervisión médica para evitar lesiones.

Véase también:

Fuentes

  1. Prusak, Krista, Keven Prusak, and Jack Mahoney. "An Integrated Mind–Body Approach to Arthritis: A Pilot Study." Journal of traditional and complementary medicine 4.2 (2014): 99.
  2. Sharma, Manoj. "Yoga as an Alternative and Complementary Approach for Arthritis A Systematic Review." Journal of evidence-based complementary & alternative medicine 19.1 (2014): 51-58.
  3. Arkema, Elizabeth V., et al. "Exposure to ultraviolet-B and risk of developing rheumatoid arthritis among women in the Nurses’ Health Study." Annals of the rheumatic diseases 72.4 (2013): 506-511.

Redacción Salud. Editores Académicos SAS

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.