Toxina botulínica, nueva opciones para tratar la cefalea tensional

toxina-botulinica--nueva-opciones-para-tratar-la-cefalea-tensional
Comparte

La toxina botulínica es una sustancia producida por la bacteria Clostridium botulinum, capaz de causar botulismo,  enfermedad que puede afectar tanto a niños como adultos por contaminación con la bacteria, ya sea vía digestiva al ingerir la bacteria accidentalmente, o por contaminación de heridas al entrar en contacto con esporas de la bacteria.
Sin embargo hace más de una década, los investigadores descubrieron una aplicación médica para la toxina botulínica.

En varios experimentos, los científicos han encontrado cada vez más aplicaciones para esta toxina; entre las más comunes se incluye la eliminación temporal de las arrugas en el rostro, la disminución de la sudoración excesiva, el control para pacientes con parpadeo excesivo e incontrolable, algunos casos de estrabismo y contracciones severas de los músculos cervicales y de la espalda; de esta última aplicación se han valido los profesionales de salud para proponer esta sustancia en el tratamiento de la cefalea tensional, que muchas veces es producto de la excesiva tensión en estas estructuras.

Toxina botulínica en el tratamiento del dolor de cabeza y la migraña

La migraña es una de las primeras razones de consulta al médico; tanto que 18% de las mujeres y 6% de los hombres sufren de migraña. Fue el doctor William Binder quien en el año 2000, reportó que la administración de la toxina, por razones cosméticas, coincidió con una disminución en los reportes de dolor de cabeza en algunas de sus pacientes.

Tras este descubrimiento, se iniciaron algunos ensayos para determinar si realmente el uso de la toxina botulínica, serviría para aliviar dolores de cabeza. Uno de estos estudios, que incluyó cerca de 640 pacientes, mostró que en el 91% de los participantes hubo mejoría y esta mejoría llego a ser entre buena y excelente en el 75% de ellos.

Tratamiento de la cefalea tensional

La cefalea tensional es una de las formas más frecuentes de dolor de cabeza, mucho más en nuestros tiempos donde las personas están sometidas a situaciones constantes de estrés o tienden a conservar posturas inadecuadas, especialmente cuando se encuentran frente al computador.

La tensión constante de los músculos del cuello y la espalda generan presión sobre los nervios y el sistema circulatorio de la cabeza, y por tal razón se produce el dolor. La toxina botulínica, entonces se inyecta en estos músculos generando una parálisis parcial y temporal de los mismos, con esto parece que desaparece la tensión y por ende el dolor.

En un estudio que incluyó un grupo de pacientes entre los 18 y 70 años de edad con cefalea y publicado en la revista de la Sociedad Española del Dolor, mostró un cambio en el número de días de dolor; de 10 días con cefalea a cerca de 3 días. Además el alivio del dolor se obtenía más rápido y duraba por mayor tiempo.

La metodología utilizada para obtener los resultados de la estadística fue la prueba de rangos de Wilcoxon, en la cual se comparan los resultados de la primera evaluación contra los resultados de la segunda y tercer evaluación, basados en varios parámetros que incluyen: la intensidad de la cefalea, la frecuencia de presentación de la cefalea, el número de puntos dolorosos, la sensibilidad al tacto con presión y el tiempo de inicio del alivio después de aplicar la toxina.

Véase también:

Artículos de Revisión

  1. NIH National Institute on Aging. Botox. FDA 2007.
  2. Troost BT. Botulinum toxin type A (Botox) in the treatment of migraine and other headaches. Expert Rev Neurother. 2004 Jan; 4(1): 27-31.
  3. Arbaiza D. Tratamiento de la cefalea tensional con toxina botulínica tipo A. Rev. Soc. Esp. Dolor 5: 303-311; 2006.
  4. Farinelli I, Coloprisco G, De Filippis S, Martelletti P. Long-term benefits of botulinum toxin type A (BOTOX) in chronic daily headache: a five-year long experience. J Headache Pain. 2006 Dec; 7(6): 407-12

Recomiendanos
Al día en salud no sugiere diagnósticos o tratamientos médicos.
© 2022 al día en salud. Todos los derechos reservados.